Testigos implican ante el juez a Junqueras y Puigdemont en los preparativos del 1-O

Oriol Junqueras y Carles Puigdemont, durante un acto indepenentista./Quique García (Efe)
Oriol Junqueras y Carles Puigdemont, durante un acto indepenentista. / Quique García (Efe)

Dos expertos en participación e informática han declarado esta tarde ante el titular del juzgado de instrucción número 13 de Barcelona y han ratificado lo que en su día afirmaron cuando fueron interrogados por la Guardia Civil

EFEBarcelona

Dos expertos en participación e informática han vinculado al expresidente Carles Puidgemont y al exvicepresidente Oriol Junqueras en las reuniones técnicas para organizar el 1-O, durante su declaración como testigos antes el juez que investiga los preparativos del referéndum.

Según han informado fuentes jurídicas, ambos han declarado esta tarde ante el titular del juzgado de instrucción número 13 de Barcelona y han ratificado lo que en su día afirmaron cuando fueron interrogados por la Guardia Civil, a quien el juez encomendó investigar la preparación del 1-O.

Estas son las primeras declaraciones ante el juez y en presencia de acusaciones y defensas desde que, el pasado mes de febrero, el magistrado abrió la causa a raíz de una denuncia por las manifestaciones del exsenador de ERC Santi Vidal de que el Govern disponía de una partida presupuestaria camuflada para preparar el referéndum unilateral y las estructuras de Estado.

Los testigos son un experto en proyectos de participación ciudadana y un empresario informático que han explicado que el pasado mes de agosto fueron convocados en el Palau de Pedralbes de Barcelona a una reunión a la que asistieron Puigdemont y Junqueras, además de la dirigente de ERC Marta Rovira.

En esa reunión, han añadido los testigos, se les consultó cómo desarrollar la logística para una posible votación electrónica y anticipada en el referéndum de independencia del 1-O, suspendido por el Tribunal Constitucional (TC).

A diferencia de lo que declararon ante la Guardia Civil, en esta ocasión los testigos no han podido confirmar la presencia del exconseller de Justicia Carles Mundó, de ERC, en los contactos sobre la preparación técnica de la consulta, que fue suspendida por el Tribunal Constitucional.

Según los testigos, en los encuentros que tuvieron lugar en el Palau de Pedralbes de Barcelona no solo habrían participado Puigdemont, Junqueras y Rovira, sino que había hasta una quincena de personas, entre las cuales estaba el exconseller del tripartito Xavier Vendrell, de ERC.

"Sabemos que estaban en toda la organización de los preparativos del referéndum desde un primer momento, especialmente Marta Rovira que en teoría no era miembro del Govern. Esto tiene que dar pie a que la investigación siga avanzando", ha señalado en declaraciones a los medios Juan Cremades, abogado de VOX, que ejerce la acusación popular.

En sus declaraciones hoy, los dos testigos han reiterado que no cobraron ninguna compensación económica porque finalmente no se materializó el encargo y tampoco han aportado ningún tipo de documentación, si bien han precisado que guardan el proyecto y el presupuesto que hicieron para la Generalitat, según las mismas fuentes.

Uno de los testigos es un estudiante de la Universidad Oberta de Catalunya (UOC) que desarrolla una plataforma para votaciones que había presentado en varios ayuntamientos y que no llegó a ponerse en marcha.

Según este testigo, una persona que dijo llamarse "Jordi" contactó con él a través del teléfono móvil para preguntarle si podría trabajar en cualquier tipo de votación electrónica, tras lo que quedó en un bar de Sant Joan Despí (Barcelona) donde le pidieron que aclarara si su sistema reunía todas las garantías legales para no admitir manipulaciones.

Al cabo de unos días lo citaron en la mencionada reunión de Pedralbes, donde se le preguntó si podía desarrollar la votación electrónica orientada al voto anticipado, tras lo que el testigo dio un presupuesto para el que pidió medio millón de euros.

A finales de agosto, técnicos del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI) se volvieron a poner en contacto con él para analizar el proyecto, pero el testigo decidió finalmente no seguir adelante, porque el 'timing' era casi imposible de cumplir y no les habían pagado.

El otro testigo era un empresario dedicado a la consultoría y los "smart contracts", con el que contactó la Generalitat para desarrollar un "sistema de participación democrática mediante el sistema de blockchain" para la votación electrónica a través de internet que, posteriormente, detalló que serviría para un referéndum.

Finalmente, el testigo desistió del proyecto ante el desarrollo de los sucesos y al ver por las distintas publicaciones que se realizaban que podía ser ilegal.

El juez reanudará el próximo domingo los interrogatorios del caso con la declaración de varios investigados, entre ellos el exjefe de gabinete de la consellería de Gobernación Jordi Cabrafiga y el director Centro de Telecomunicaciones y Tecnología de la Información (CTTI), por su papel en el 1-O.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos