El teniente fiscal del Supremo defiende que «caerá todo el peso de la ley» sobre quienes han infringido el Código Penal en Cataluña

El teniente fiscal del Supremo defiende que «caerá todo el peso de la ley» sobre quienes han infringido el Código Penal en Cataluña
Josele-Lanza -

Luis Najavas asegura que el Estado de Derecho responderá «con proporcionalidad y sin prisa» frente al «agravio a la legalidad»

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

El Teniente Fiscal del Tribunal Supremo, Luis Navajas, advierte de que «caerá todo el peso de la ley» sobre quienes hayan podido infringir el Código Penal «con las consecuencias que los tribunales de justicia quieran determinar». Así se ha referido al proceso independentista catalán que ha calificado como «el ataque al Estado de Derecho más trascendental que se ha producido en 40 años de democracia». Navajas ha reconocido que si bien el «problema es de gravedad», tanto el Ministerio Fiscal, como la Judicatura y el Estado de Derecho en su conjunto «están cumpliendo su obligación son serenidad, pero con firmeza».

Luis Navajas, encargado de abrir el 13 congreso Jurídico de la Abogacía ICAMálaga que se celebra en Marbella, ha defendido que el Estado de Derecho «va a responder con proporcionalidad, con tranquilidad pero sin prisa a la sinrazón de los que no quieren comprender la importancia de la ley». En su intervención ha comparado el cumplimiento de la legalidad con el cemento que debe sostener a una construcción sólida. «Qué absurdo sería construir una vivienda colocando ladrillos uno sobre otro sin que tuvieran ninguna cimentación. Al primer minuto de ocupación de esa casa, un niño que se apoyase sobre una de sus paredes la casa se vendría abajo. La ley es precisamente la cimentación de toda obra democrática. Es aquello sin lo cual no tiene sentido ni la Democracia ni los derechos fundamentales, ni la vida y actuación de ningún tipo de profesional».

El discurso del Rey

Para el teniente fiscal del Supremo el «ataque del que estamos siendo víctimas, si lo analizamos, es pueril», sobre todo, ha dicho, visto desde el punto de vista jurídico. «Si lo analizamos en profundidad, es un ataque grave pero jurídicamente tan inconsistente que hasta un alumno de primero de Derecho al que se le preguntara qué podemos hacer diría con claridad cuál es la respuesta que debe adoptar el Estado de Derecho». Ese camino que se debe seguir ahora, ha defendido, es el que señaló en su discurso el Rey Felipe VI. «Los seis minutos de discurso fueron como ese diagnóstico del médico Gregorio Marañón, que nada más mirando los ojos del paciente era capaz de determinar la enfermedad que padece y cual es el tratamiento. El monarca, serenamente, marcó el camino de lo que debe hacer el Estado de Derecho, que es responder con todos aquellos instrumentos y resortes que las leyes nos proporcionan, sin nerviosismo, sin alaracas, sin ninguna frase ostentosa, pero sí con toda la crudeza y con toda la energía con la que es posible reaccionar desde el Estado de Derecho, y en ese frente estaba el Ministerio Fiscal, en la primera trinchera».

Luis Navajas ha iniciado su intervención destacando la labor de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, «una garantía de protección de todos los derechos frente a quienes injustamente pretenden agredirla», ha indicado, despertando el aplauso de los presentes.

El Congreso Jurídico de la Abogacía del Colegio de Abogados de Málaga reúne entre hoy a mañana a más de 1.600 abogados de todo el país en dos jornadas de debate maratonianas con 70 ponencias. El decano Francisco Javier Lara ha hecho referencia a que este año el congreso se celebra «en medio de un agitado y enrarecido clima que afecta a un territorio concreto de España y a todo el país». Ha recordado que el Colegio de Abogados de Málaga se ha manifestado oficialmente en contra «del proceso de independencia que pretenden algunos líderes catalanes y del simulacro de referéndum que organizaron y que ha puesto en riesgo la seguridad de muchos ciudadanos», y ha sido contundente a la hora de defender que «el respeto a la legalidad vigente y la Constitución española es la línea que nunca se ha de rebasar. Muchos quieren darnos lecciones de convivencia y tolerancia, pero, si no se cumple la ley, no hay nada de qué hablar».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos