«Todo indica» que los cadáveres de Dos Hermanas son de la madre e hija desaparecidas

Vecinos alrededor de la vivienda de Dos Hermanas donde se han hallado restos humanos. / José Manuel Vidal (Efe) | Vídeo: Atlas

También estaría el cuerpo de la pareja de la mujer, un ciudadano de origen turco de 55 años y con antecedentes por tráfico de drogas

CECILIA CUERDOSevilla

La Policía Nacional ha localizado esta madrugada tres cadáveres en el interior de una vivienda de Dos Hermanas (Sevilla) tras la detención de una persona. El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha asegurado que "todo parece indicar" que los cuerpos hallados son los de Sandra Capitán, una mujer de 26 años que desapareció a mediados de septiembre de forma precipitada de su casa de la barriada sevillana de Bellavista junto a su hija Lucía, de seis años. También se habría encontrado el cuerpo de la pareja de la mujer, un ciudadano de origen turco de 55 años y con antecedentes por tráfico de drogas.

La desaparición de Sandra y su hija fue denunciada por la familia de la mujer como no voluntaria porque habían dejado la comida a medio preparar y tampoco habían acudido a una cita médica que tenía la pequeña. El coche de la mujer permanecía aparcado en el exterior y el móvil estaba apagado. Indicaban además que tampoco podían localizar a la actual pareja de la joven.

Las pesquisas iniciadas tras esa desaparición han permitido realizar tres detenciones a tres españoles en los últimos días. Los testimonios condujeron ya el sábado a los agentes hasta el interior de la vivienda en la barriada Cerro Blanco, una zona deprimida de Dos Hermanas donde son frecuentes las operaciones contra el tráfico de drogas. Allí se trabaja intensamente desde la tarde del domingo después del hallazgo de restos humanos en un patio interior y bajo una losa de hormigón reciente que, al parecer, tapa un pozo ciego. La vivienda, según informa el diario ABC, llevaba cerrada desde hacía 15 días y los vecinos pensaban que “sus inquilinos se habían mudado a otro lugar”.

Ha sido precisamente el material bajo el que se han localizado los restos lo que ha llevado a los agentes a solicitar el refuerzo de la Unidad de Emergencia Militar (UME) para que colaboren en la búsqueda con maquinaria pesada para remover la capa de hormigón. La calle fue acordonada a media tarde y las inmediaciones de la vivienda protegidas con unas mamparas para impedir ver la actividad.

¿Tráfico de drogas?

Cuestionado sobre si este caso y las personas que han sido detenidas por la Policía Nacional guardarían algún tipo de relación con el tráfico de drogas, Antonio Sanz ha instado a "mantener las cautelas hasta que lógicamente avance la investigación". "No me atrevería a vincular estos hechos con ninguna circunstancia, ni siquiera están identificados los cadáveres", ha aseverado.

"Lógicamente, se barajan todas las hipótesis respecto a las personas que han sido detenidas", ha afirmado el delegado, que ha abogado por esperar a "confirmar definitivamente quiénes son los detenidos y su presunta relación con los hechos", que son "tremendamente duros y lamentables en cuanto a un resultado que lleva a descubrir previsiblemente a personas que desaparecieron" el pasado mes de septiembre.

Para finalizar, ha agradecido a la Policía el "buen" trabajo desarrollado, "muy difícil y complejo por las características donde estaban los cuerpos", que han sido hallados "en un pozo", mientras que también ha destacado el trabajo realizado por los efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME), que ha puesto a disposición de la investigación sus medios materiales. Todo ello ha facilitado que "haya sido posible hacer el trabajo de manera más rápida y ágil, aunque lamentablemente con el resultado tan duro y tan espantoso" como el obtenido, ha concluido.

Fotos

Vídeos