Los soberanistas catalanes aseguran que no darán «ni un paso atrás»

R. C. MADRID.

Las fuerzas independentistas catalanas garantizaron ayer a Mariano Rajoy que no habrá «ni un paso atrás» en el proceso secesionista. El portavoz de Esquerra Republicana, Joan Tardá, se dirigió al presidente del Gobierno para decirle que no hace falta ser un genio para «imaginar cuál va a ser» la respuesta de Carles Puigdemont al requerimiento enviado ayer.

El diputado republicano garantizó que ni aunque haya detenciones de miembros del Gobierno catalán, incluido el presidente, se va a detener el proyecto de ruptura con España. Tardá avisó además a los socialistas de que si se llega a ese escenario de detenciones serán «corresponsables» porque han avalado la actuación del Ejecutivo de Rajoy en este conflicto.

El portavoz de Esquerra también reprochó al Rey que, al igual que sus antecesores Felipe IV y V, haya «legitimado la represión» al defender la actuación de las fuerzas de seguridad en la votación del 1 de octubre. «Una actuación inaudita en el mundo democrático europeo», subrayó Tardá, que atribuyó a Rajoy una visión «franquista» de la unidad nacional, un concepto, dijo, que antepone al ejercicio de la democracia.

El diputado del PDeCAT Carles Campuzano ahondó en la tesis de que el proceso soberanista no va a retroceder haga lo que haga el Gobierno central. Defendió que Puigdemont hizo en el Parlamento de Cataluña una oferta «generosa de diálogo y de tiempo muerto» porque puede ser «la última» para encontrar una solución a la crisis que satisfaga a todas las partes.

Error mayúsculo

Campuzano instó al presidente del Gobierno a que desista de «resolver por la fuerza» el conflicto porque la violencia no es un método «democrático, europeo y civilizado» para solucionar las diferencias. La aplicación del artículo 155 de la Constitución, subrayó, sería «un error mayúsculo».

Una idea que compartió el portavoz del PNV, Aitor Esteban, quien aseguró que la utilización de ese precepto solo «enturbiaría» la situación y alejaría la posibilidad de una solución. El diputado nacionalista sostuvo que lo que hizo Puigdemont fue abrir una puerta al «diálogo» porque no declaró la independencia.

Fotos

Vídeos