El sindicato CSIF teme el colapso de la Generalitat

N. V. MADRID.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) elevó la voz de alarma el 7 de marzo en el Congreso. Su presidente, Miguel Borra, trasladó a la comisión que estudia el modelo territorial que si la parálisis institucional y la falta de acuerdo político en Cataluña no se resuelven, la administración corre el riesgo de entrar en «colapso». Una llamada, apuntan fuentes de la organización, al desbloqueo de la investidura para volver a la normalidad.

El CSIF denuncia que altos cargos de la Generalitat en las distintas consejerías «han hecho dejación de funciones» y que se escudan en las dificultades derivadas del 155 para crear un clima de inacción.

En este contexto enmarcan el retraso en la devolución del 20,77% que estaba pendiente de la paga extra de 2012, la paralización de la Renta Garantizada de Ciudadanía o asuntos como el transporte de los funcionarios de la antigua prisión Modelo a los centros en los que trabajan en la actualidad fuera de Barcelona. «Algunos -subrayan fuentes del sindicato- van en autobuses públicos con el riesgo de cruzarse con reclusos o familiares».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos