«En la UE, las sentencias hay que respetarlas», advierte Juncker

Jean-Claude Juncker. :: reuters/
Jean-Claude Juncker. :: reuters

A. LORENTE.

Ayer era el día. ¿Qué dirá el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en referencia a todo lo que está sucediendo en Cataluña? Qué mejor que el Debate sobre el Estado de la Unión para decir algo, para apoyar, para advertir o para marcar el territorio. Había mucha expectación, pero al final el único asidero ofrecido fue una reflexión genérica relacionada a países como Polonia y Hungría, que supuso también un cheque en blanco al Gobierno para que pueda ser blandiendo la fortaleza y unidad del club europeo en torno a Madrid. «En Europa, la fuerza de la ley sustituyó a la ley del más fuerte. Formar parte de una Unión basada en el Estado de Derecho significa aceptar y respetar las sentencias. El Estado de derecho no es una opción, es una obligación. Las sentencias tienen que ser respetadas por todos. Minarlas o socavar la independencia de los tribunales nacionales es despojar a los ciudadanos de sus derechos fundamentales», zanjó entre aplausos. ¿Se refería a Cataluña? Juncker fue preguntado por ello por varios eurodiputados españoles, pero no hubo respuesta. Fuentes de toda solvencia explicaron que el dardo se lanzó hacia Varsovia y Budapest, pero que la reflexión es perfectamente extrapolable al caso catalán. Quizá el mejor síntoma de que es así fue un tuit personal de Mariano Rajoy que escribió poco después de que el presidente de la Comisión terminase su intervención: «#Soteu @JunckerEU: en la UE el Estado de Derecho no es una opción, es una obligación. Reflexión sobre el futuro de Europa en Tallín. MR».

Fotos

Vídeos