El Senado se reúne mañana para ordenar el procedimiento

R. G. MADRID.

Nada más acabar el Consejo de Ministros que mañana debe fijar las áreas competenciales que quiere intevenir de la Generalitat al amparo de la artículo 155 de la Constitución, la Mesa del Senado se reunirá para ordenar el procedimiento en la Cámara alta. Un trámite inédito.

Aunque todo va a depender de la ugencia que reclame el Gobierno, el Senado no tiene previsto variar su calendario y la próxima semana se celebrará un pleno ordinario, con lo que se dejaría para la siguiente la sesión extraordinaria para aprobar las medidas que implica la aplicación del artículo 155 de la Constitución. Una luz verde que está asegurada si no se rompe la entente entre el PP, PSOE y Ciudadanos, que cuentan con ocho de cada diez senadores.

Una vez que la Mesa del Senado califique el escrito del Gobierno que debe tener un plan pormenorizado, se enviará a una comisión ante la que Carles Puigdemont podría presentar alegaciones, en persona si el trámite pasa por la Comisión General de Comunidades Autónomas, o por escrito si se forma una comisión interdisciplinar con las áreas afectadas por la intervención competencial.

La primera alternativa sería la más coherente, pero se corre el riesgo de atrasar el trámite porque ante esta comisión puede intervenir cuanto presidente autonómico lo desee. Incluido el de la Generalitat, aunque el Gobierno es escéptico sobre esa posibilidad porque ya se negó antes del verano a acudir al Senado a defender su proyecto soberanista.

Después del trámite en comisión, que se puede prolongar cinco o siete días hasta que se elabore el dictamen pertinente, el asunto pasaría al pleno del Senado. Lo más probable es que se convoque en la semana del 30 de octubre al 3 de noviembre, y en esa sesión parlamentaria debe recibir el apoyo de la mayoría absoluta para que el paquete de medidas elaborado por el Gobierno pueda ser aplicado y la Generalitat de Cataluña intervenida.

Fotos

Vídeos