Seis detenidos por el intento de irrumpir en el Parlamento

C. R. BARCELONA.

Los Mossos d'Esquadra detuvieron ayer a seis personas, que a diferencia de la detenida por la Guardia Civil fueron puestas en libertad a las pocas horas, por ser integrantes de los llamados Comités de Defensa de la República (CDR) que el pasado 30 de enero, tras la suspensión del pleno de investidura de Carles Puigdemont, intentaron entrar a la fuerza en la Cámara catalana.

Los seis detenidos están acusados de los delitos de atentado a la autoridad y desórdenes públicos. La del 30 de enero fue una de las protestas más tensas de cuantas se han producido en los últimos tiempos en Cataluña. Roger Torrent anuló el pleno deinvestidura de Carles Puigdemont y encendió los ánimos entre los independentistas, que se enfrentaron a la Policía catalana a las puertas del Parlamento. Tres manifestantes resultaron heridos, ninguno de gravedad, y 24 agentes sufrieron heridas leves.

Los CDR llegaron a romper los candados de las puertas de las vallas que rodean el parque en el que se levanta la Cámara catalana y se presentaron a las puertas del Parlamento tras burlar el cordón policial. Las cargas evitaron que los CDR irrumpieran en el hemiciclo a las bravas. Las seis detenciones se efectuaron casi al mismo tiempo que la operación llevada a cabo por la Guardia Civil en Viladecans.

Se da la circunstancia de que uno de los detenidos es hijo de Carles Mora, alcalde de Arenys de Munt en 2009 y uno de los impulsores de la consulta secesionista en la pequeña localidad del Maresme, que abrió la veda de los referéndums, primero el de 2014 y más tarde el de 2017

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos