El secretario de la Cámara se rebela y no firma el trámite de la ley

C. REINO BARCELONA.

En una sesión sin precedentes, el secretario general del Parlamento, Xavier Muro, rompió moldes y se negó a firmar la admisión a trámite de la ley del referéndum, un requisito previo y necesario para su publicación en el Boletín Oficial del Parlamento de Cataluaña. Solo a partir de ese momento la ley puede ser tramitada en el pleno.

Muro además de negarse a rubricar el documento, ordenó a los letrados de la Cámara actuar en el mismo sentido. Tomó la decisión una vez redactado el informe jurídico, firmado por él mismo y los letrados del Parlamento, que advertía de que la tramitación era anticonstitucional. Muro se convirtió así en el primer funcionario de la administración catalana que desoye las órdenes rupturistas.

En su lugar, la norma fue rubricada por cuatro miembros de la Mesa de Junts pel Sí, lo que para la oposición supuso que la tramitación de la ley era «nula de pleno derecho». La mayoría secesionista, en cambio, afirmó que no es necesaria la firma del secretario general para que la admisión a trámite fuera correcta.

Muro lleva un año como secretario general. Accedió al cargo después de veinte años como letrado del Parlamento autonómico. Licenciado en Derecho y Filosofía, desde el primer día evitó ponerse del lado de la mayoría secesionista y siguió el criterio profesional de los letrados.

Fotos

Vídeos