El secesionismo convoca una incierta huelga general

La promueve un sindicato minoritario y está apoyada por ANC y Ómnium, ERC y la CUP, pero no por UGT y CC OO

C. REINO

barcelona. El independentismo vuelve a poner a prueba hoy su capacidad de movilización en una huelga general convocada por el sindicato minoritario y de inspiración nacionalista Intersindical-CSC y apoyada por la ANC y Ómnium, Esquerra y la CUP, así como gobiernos locales como el de Girona. También por los llamados comités de defensa de la república, los CDR, organizaciones locales que trabajan en red y que realizan movilizaciones de forma coordinada, como serán los previsibles cortes de carretera, la presión en el transporte público y los piquetes.

Después del encarcelamiento del exvicepresidente de la Generalitat y siete exconsejeros del anterior Gobierno catalán, el independentismo se propuso volver a exhibir su fuerza en la calle para reclamar la puesta en libertad de los dirigentes presos. Esta voluntad de marcar músculo tiene esta semana dos citas. La huelga y la manifestación convocada para el sábado, en la que las plataformas secesionistas aspiran a celebrar una protesta como las del 11-S.

La de hoy es la segunda huelga en poco más de un mes. La primera tuvo lugar el pasado 3 de octubre, dos días después de la intervención policial durante la jornada de votación del 1-O. El resultado fue desigual. Fue un éxito en la administración pública, en el pequeño comercio y en la enseñanza, pero no así en la gran industria. En este caso, las circunstancias son distintas. No solo hay un cierto cansancio entre las bases independentistas, a las que las decisiones judiciales no acaban de movilizar, sino que además la convocatoria no cuenta con el aval de la administración pública autonómica, que hace un mes dio todas las facilidades para que los funcionarios se sumaran a la huelga.

Más confrontación

UGT y CC OO, sindicatos mayoritarios en Cataluña, se han desmarcado además de la convocatoria al entender que no se trata de un conflicto laboral. «No es el momento de convocar una huelga general», afirmó Comisiones Obreras. A su juicio, el paro «separa y confronta aún más la convivencia». UGT y CC OO, en cambio, sí que llamaron a su militancia a que participe en las concentraciones convocadas a las 12 y a las 18 horas en todos los pueblos y ciudades de Cataluña.

Donde puede haber una alta incidencia en la huelga es en el sector de la enseñanza, pues el sindicato mayoritario de docentes, USTEC, la secunda. La patronal Fomento del Trabajo, entretanto, trató de paralizar sin éxito la huelga en los tribunales con el argumento de que se trata de una huelga política. Los jueces desestimaron su recurso.

Fotos

Vídeos