Sánchez: «El secesionismo ha crecido sobre el silencio y el inmovilismo»

El secretario general del PSOE interviene en un acto en Mataró durante la pasada campaña catalana.  :: andreu dalmau / efe/
El secretario general del PSOE interviene en un acto en Mataró durante la pasada campaña catalana. :: andreu dalmau / efe

El líder del PSOE rehusó comparecer el viernes para dar la réplica al balance de fin de año a Rajoy pero lo hizo ayer en una carta a las bases

PAULA DE LAS HERAS

Madrid. El secretario general del PSOE acompañó a Mariano Rajoy en su intento de poner fin a la deriva en la que entró el Gobierno de Carles Puigdemont, a partir del pasado mes de septiembre, con la aplicación del artículo 155 de la Constitución, pero ayer volvió a dejar claro que le considera uno de los principales responsables del problema catalán.

El líder de la oposición -que no quiso comparecer el viernes para dar la réplica desde Ferraz al balance de fin de año del presidente del Gobierno, como suele ser habitual- envió una carta a la militancia del partido en la que sostiene que la crisis política y territorial que atraviesa España «se alimenta de la incapacidad de la derecha para afrontar problemas, cuya solución encomienda al paso del tiempo o a la simple casualidad», un reproche directo contra el jefe del Ejecutivo. «El secesionismo -insiste en la misiva- ha crecido, entre otros factores, sobre el silencio y el inmovilismo».

Esa ha sido siempre la tesis de los socialistas que, desde hace años, reclaman una reforma constitucional que profundice en los aspectos federales del modelo autonómico para tratar de «resover el encaje» de Cataluña en España. El pasado jueves, en la reunión de su Consell Nacional, el líder del PSC, Miquel Iceta, reiteró, de hecho, a Mariano Rajoy que debe poner sobre la mesa una propuesta política para sacar a los catalanes del callejón sin salida al que parecen abocados y que no puede limitarse a la respuesta judicial porque no solucionará el problema de fondo.

A pesar de que el resultado electoral cosechado por Iceta el pasado 21 de diciembre estuvo muy por debajo de lo esperado (solo un escaño más del logrado en 2015), tanto él como Sánchez sostienen que su receta es la única posible. Y aducen que, por eso mismo, sólo si el PSOE llega al Gobierno de la nación se podrá ver la luz al final del túnel.

En los tres folios de su carta a las bases, el secretario general de los socialistas argumenta así que ahora es «más necesaria que nunca la consolidación de un proyecto alternativo desde los valores de la izquierda». «Un proyecto de convivencia y afectos compartidos, de diversidad desde la justicia y la solidaridad que cuestiona el independentismo en Cataluña por la irracionalidad de sus postulados», dice. «Contra la España fatalista y resignada que nos ofrece la derecha, nuestro partido tiene el deber de abordar las grandes transformaciones que necesita España», concluye.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos