Sánchez rechaza cualquier «amenaza» a la Generalitat

El líder del PSOE critica la actuación del Gobierno y aduce que ahora hace falta «diálogo, mesura y proporcionalidad»

P. L. H

Madrid. El secretario general del PSOE prometió que estaría al lado del Gobierno en la defensa de la legalidad frente al referéndum independentista, pero ayer evitó respaldar el último aviso del Ejecutivo a la Generalitat. En su intervención en la clausura del congreso de los socialistas baleares, Pedro Sánchez alegó (sin referirse de modo explícito a ello) que condicionar las ayudas a al financiación a que no se gaste un euro en la consulta ilegal no soluciona nada.

«La crisis territorial -dijo- no se resuelve como estamos viendo últimamente, no se resuelve con amenazas por tierra mar y aire, como hacen algunos miembros del Gobierno de España; se tiene que hacer con diálogo, con mesura y con proporcionalidad». Así, defendió que mientras el PSOE ha puesto encima de la mesa una serie de medidas, incluida la reforma de la Constitución, para dar una «solución política al atasco en Cataluña», muchos españoles se preguntan qué hace el Gobierno y qué ha hecho estos últimos 6 años.

El líder de los socialistas recibió el viernes la llamada de la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, para explicarle en qué consistía la orden acordada en la Comisión delegada de asuntos económicos y publicada ayer en el BOE. Una decisión que, bajo el amparo de la Ley de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera, supedita el desembolso de los cerca de 3.800 millones del FLA que quedarían por desembolsar este año, a que la Generalitat cumpla las sentencias del Tribunal Constitucional y dé prueba semanal de que lo hace.

La portavoz parlamentaria del PSOE, Margaríta Robles, ya había advertido el jueves de que apoyar al Ejecutivo no significaba darle un «cheque en blanco» y así ha sido. Fuentes del partido alegan que aunque el Gobierno ha echado mano de un «instrumento legal» no les convence. Pesa también que, en caso de que finalmente haya elecciones autonómicas, los socialistas quieren tener un discurso distinto del PP.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos