Sánchez: «El PSOE va a obligar al PP a buscar una solución pactada»

R. C.

Barcelona. Pedro Sánchez no tenía intención de volver a Cataluña antes del 1 de octubre. La idea era dejar que fuera el PSC quien gestionara en solitario su mensaje en pleno desafío independentista, pero los acontecimientos vividos esta semana le llevaron a anular un viaje previsto a Canadá y, una semana después de su participación en la fiesta de la Rosa del PSC en Barcelona, volvió para participar junto a Miquel Iceta en el acto simbólico de apertura del curso político en Badalona. El líder del PSOE hizo especial hincapié en su idea de que sólo con la aplicación de la ley no se encontrará salida a la crisis territorial y prometió que su partido va a «obligar» a Mariano Rajoy a «dialogar y encontrar una solución pactada».

«Sin ley no hay salida, pero sin política, tampoco. Las ilegalidades hay que perseguirlas, pero los derechos -añadió en la primera crítica velada a la estrategia puesta en marcha por el Gobierno para frenar el 1 de octubre-no se recortan».

El líder del PSOE no cuestiona abiertamente ninguna medida pero en el PSC ya avisan de que, con algunos pasos, se está provocando un efecto contraproducente y se están sembrando dudas en parte de la opinión pública no independentista. De ahí que la intervención de Sánchez fuera encaminada a apagar un fuego que le puede acabar provocando serias quemaduras en Cataluña y se esforzara por dejar claro que, aunque ambos compartan que el Estado de derecho debe impedir la consulta del 1 de octubre,PP y PSOE no son iguales.

Los socialistas catalanes critican abiertamente por primera vez una decisión para evitar el 1-O

Así, acusó a Rajoy de haberse pasado años «confrontando territorios para ganar elecciones» y, al mismo tiempo, trató de desmontar el discurso con el que ya le atacan los partidos proindependencia, que le acusan de ayudar al líder del PP a mantenerse en la Moncloa. «Que no engañen a los catalanes, esto no va con Rajoy, va con romper España y fracturar Cataluña de una manera ilegal y unilateral y los socialistas no vamos a participar en esta farsa en la que quieren disfrazar con urnas un acto que no es democrático», dijo. «La enmienda a la totalidad a Rajoy los socialistas la hacemos en el Congreso, ¿dónde están Esquerra y el PDeCat?».

El primer secretario del PSC, por su parte, fue más claro a la hora de distanciarse de actuaciones concretas del Estado frente a la consulta. «No podemos aparecer al lado de quienes quieren limitar los derechos de la gente», dijo en una crítica directa a la decisión de la Fiscalía de la Audiencia Nacional de denunciar por sedición a los dirigentes de la Asamblea Nacional Catalana y de Ómniun, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart por su papel en la movilización del 20 de septiembre. «¿Qué será lo próximo? ¿Mañana acusaremos de sedición a los piquetes?», protestó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos