Sánchez pide a Rivera que ayude a «regenerar» Madrid

El líder del PSOE insiste en que a un «nuevo escándalo» del PP en esa comunidad autónoma «no se le puede responder con más PP»

P. DE L. H.

Madrid. El PSOE es consciente de que sus llamamientos caerán en saco roto pero quiere que al menos Ciudadanos pague una mínima factura por su gestión de la crisis de Madrid. Pedro Sánchez volvió ayer a la carga y conminó a Albert Rivera a no sólo forzar la caída de Cristina Cifuentes como presidenta del Gobierno autonómico sino desbancar por completo a su partido.

«Madrid se merece una oportunidad -dijo ayer en el Congreso, antes de participar en un homenaje a la exministra Carme Chacón-. Tiene que cerrar la etapa negra de 25 años de gobierno del PP ¡Ya está bien!». Ciudadanos rechaza el planteamiento. Su argumento es que los populares fueron el partido más votado en las últimas elecciones generales y emplazan a su dirección a designar a un presidente «interino» que cumpla las funciones del cargo en el año que queda para agotar la legislatura.

«Me gustaría pedirle al señor Rivera que sea consecuente y coherente -replicó Sánchez-. Si de verdad vamos a regenerar la vida democrática en este país que empecemos por la Comunidad de Madrid; a un nuevo escándalo del PP de Madrid no se le puede responder con más PP de Madrid». A escasos metros de donde el secretario general del PSOE pronunciaba estas palabras, la comisión de investigación sobre la financiación irregular del partido en el Gobierno oía las comparecencias de los expresidentes regionales Ignacio González y Esperanza Aguirre.

Los socialistas saben que aunque su moción de censura es clave para que la amenaza de Ciudadanos al PP resulte verosímil, si Cifuentes cae será el partido liberal el que se arrogue el mérito. De hecho, frente a la insistencia de Sánchez en que en esta operación Rivera se juega pasar de «regenerador a encubridor», replican que ellos ya se han cobrado la cabeza de dos presidentes bajo sospecha y van camino de la tercera, mientras que el PSOE no tiene ningún logro semejante en su expediente.

En cuanto a las dudas surgidas en torno al máster de la URJC que posee el secretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, Sánchez se mostró prudente. «No estamos en plan Torquemada -adujo-; vamos a esperar a las aclaraciones y explicaciones y si no las hay que cada uno asuma su responsabilidad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos