Sánchez pide a los independentistas que abandonen la ilegalidad

Sánchez votó en las primarias del PSOE-M antes de acudir ayer al congreso de los socialistas vascos. :: Efe/
Sánchez votó en las primarias del PSOE-M antes de acudir ayer al congreso de los socialistas vascos. :: Efe

El líder del PSOE pide a los ciudadanos que no vayan a votar hoy y reclama una solución política para Cataluña

A. GONZÁLEZ EGAÑA BILBAO.

En un último intento casi a la desesperada, a apenas unas horas de la jornada de referéndum en Cataluña, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el del PSC, Miquel Iceta, pidieron ayer a los catalanes que no acudan a votar. En la apertura del VIII congreso de los socialistas vascos, en el Palacio Euskalduna de Bilbao, Sánchez instó a los catalanes que no participen en un proceso que los independentistas han construido «a base de mentiras».

«No es posible una democracia unilateral, ninguna democracia puede estar por encima de la ley», remarcó el secretario general del PSOE. Les pidió, además, que abandonen la ilegalidad y «sigamos hablando», porque «no es aceptable defender una Constitución republicana para Cataluña vulnerando de entrada el principio básico de uns República que es el respeto de la ley».

En su intervención, Sánchez aseguró que el principal problema de Cataluña y España «son sus gobernantes», pese a que garantizó la unidad a Mariano Rajoy en la defensa del Estado de derecho. «Estamos con el Estado pese al Gobierno. Estamos en la defensa del Estado de derecho con este Gobierno pese a su inacción, y reclamamos una solución política para Cataluña y para el resto de España», precisó. Hizo además un llamamiento a la calma y a la serenidad porque, «mañana podemos perder más todos de lo que alguno cree que pueda ganar». En opinión del líder socialista, el 2 de octubre «será la verdadera jornada de reflexión», para analizar los errores de unos y otros y ofrecer una solución política.

Fracaso político

Miquel Iceta, que fue el primero en intervenir porque debía salir de viaje hacia Cataluña, fue también el primero en pedir a los catalanes que no participen en el referéndum ilegal convocado por los independentistas, para evitar que «utilicen» su voto en una «operación política» diseñada desde la «deslealtad». «Pedimos a los ciudadanos que no participen, para no atribuirle un valor que no tiene, y no solo porque no es legal, sino porque lo que se pretende es deshacer un empate por la mínima, y no queremos una sociedad democrática como esa», afirmó entre los aplausos de muchos de los delegados del PSE presentes en el auditorio.

El dirigente catalán subrayó que «estamos ante un fracaso de la política» en Cataluña y en España, «por el error de unos y la falta de diálogo y de propuesta, la ausencia del gobierno de España y el error de los que han decidido salir de la legalidad y saltarse la ley».

Iceta reparó en el 6 y 7 de septiembre en el Parlamento de Cataluña como «dos días de triste y vergonzosa memoria en los que se saltaron el reglamento de la Cámara, pisotearon los derechos de la oposición, fulminaron el Estatuto de Autonomía y vulneraron la Constitución española». «Nunca en tan poco tiempo se habían conocido tantos disparates y errores que nos han dejado a todos a la intemperie», remachó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos