Sánchez cree que el 21-D es sólo el inicio de la solución y habla de reformar la Constitución

R. C.

madrid. El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, advirtió ayer de que las elecciones del 21 de diciembre en Cataluña son sólo «el inicio de la solución». La crisis política que vive la comunidad autónoma pasa, a su juicio, por una llamada a las urnas y por la posterior reforma de la Carta Magna para actualizar un modelo territorial que los socialistas ven ya agotado. «Hay que poner el reloj de la Constitución a la hora de España», defendió en la clausura del congreso del PSdeG en Santiago de Compostela. La modificación del texto constitucional, que el PSOE propone abordar tras los trabajos de la comisión parlamentaria que estudiará el sistema autonómico, no obedece, según Sánchez, exclusivamente al problema de Cataluña. Pero el conflicto abierto por el secesionismo obliga, dice, a no retrasar más el debate.

De momento, comienzan a correr los plazos para los comicios catalanes del 21-D. Una cita fijada por Mariano Rajoy bajo el paraguas del artículo 155 de la Constitución frente al «atropello a la democracia, el autogobierno y a la convivencia», aclaró ayer Sánchez. El líder de los socialistas descartó, además, que tras las elecciones se vaya a producir la ruptura del país.

Fotos

Vídeos