Sánchez, contra el artículo 155, pero Rivera no lo descarta

M. E. ALONSO MADRID.

Los líderes del PSOE y Ciudadanos están de acuerdo en que el referéndum que pretenden llevar a cabo los independentistas catalanes es ilegal y no puede celebrarse. Es el mismo mensaje en el que ambas formaciones han venido insistiendo ante el desafío secesionista aunque discrepan sobre qué herramienta debe utilizar el Gobierno para evitar la consulta.

Para Albert Rivera «ninguna vía jurídica debe ser descartable» incluida la aplicación del artículo 155 de la Constitución que supondría suspender ciertas competencias autonómicas a Cataluña. Una medida que para Pedro Sánchez es desproporcionada y que ayer se mostró partidario de otra vía que también se contempla en la Moncloa, la Ley de Seguridad Nacional. En su opinión, encajaría con las medidas «con mesura y proporcionalidad» que pregonan. «Nuestra voluntad es la de ir de la mano, unidos porque es una cuestión democrática y de defensa de la integridad del Estado», se comprometió el líder del PSOE.

El líder centrista, por su parte, insistió en «no adelantar acontecimientos» hasta ver «dónde llega la locura de Puigdemont». En Ciudadanos están convencidos de que Mariano Rajoy irá «de menos a más» y no desvelará sus cartas antes de tiempo. «No puede volver a cometer el error de la consulta del 9 de noviembre», dijo Rivera.

Lo que ambas formaciones tienen claro es que si se convoca el referéndum no harán el juego al Gobierno de Puigdemont. Ciudadanos, PSC y PP han anunciado que pedirán a sus votantes que no participen en la consulta, ni siquiera para votar 'no'.

Fotos

Vídeos