Rufián recurre a la «cal viva» para responder a Borrell

C. REINO BARCELONA.

El portavoz adjunto de Esquerra en el Congreso, Gabriel Rufián, respondió hoy con dureza al exministro socialista Josep Borrell, que el pasado viernes afirmó que para curar las heridas (provocadas por el proceso) antes hay que desinfectarlas. «Le debemos decir que el mejor desinfectante es la cal viva», aseguró el dirigente republicano, que en los mítines juega el papel de azote de los comunes y los socialistas, con su habitual discurso crispado y vehemente. Esta vez hizo una referencia al GAL y a la guerra sucia contra ETA que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ya utilizó en el Congreso contra los socialistas y que Rufián recuperó hoy contra Borrell, quien se ha convertido en una de las bestias negras el independentismo.

Rufián arremetió asimismo contra el también expresidente del Parlamento europeo por «mofarse» de Junqueras. «Cuando coma gambas en algún reservado de un restaurante de Madrid con sus hijos, recuerde que Junqueras estará en Estremera sin los suyos. Miserable sueldo», remató. Antoni Castellá, otro de los 'animadores' de los mítines de Esquerra, dijo en la misma línea que el 21-D Cataluña se desinfectará del «fascismo». Palabras muy gruesas en la campaña, que en su fase final ha subido el diapasón a la caza de los indecisos. Soraya Sáenz de Santamaría aseguró el sábado que Rajoy ha conseguido «descabezar» a los independentistas y desde Junts per Catalunya anunciaron que acudirán a la Fiscalía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos