Rivera teme que el PSC prefiera pactar con los nacionalistas y reeditar otro tripartito

M. E. A. MADRID.

No habrá coalición de los partidos no independentistas de cara a las elecciones autonómicas de Cataluña. Cosa distinta es que, tras el 21 de diciembre, se intente un acuerdo si dan los números. «Los que respetamos las leyes tenemos que intentar formar un gobierno transversal», insistió ayer el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera.

Pero la formación liberal no tiene todas consigo y desconfía en poder llegar a un acuerdo con el PSC. En las filas naranjas cunde el temor de que los socialistas catalanes, dados a pactar con los nacionalistas, vuelvan a inclinar la balanza hacia el mismo lado. «Es un partido nacionalista de facto del que no me extrañaría que su objetivo sea reeditar otro tripartito», arguyó Rivera, en una entrevista en RNE.

En el PSC evitan pronunciarse sobre acuerdos postelectorales aunque insisten en que, de convertirse en la primera fuerza no independentista del Parlamento de Cataluña «hablaremos con todo el mundo para buscar el pacto, excepto con los que quieran seguir trabajando por la independencia», reconoció esta semana su secretario de organización, Salvador Illa. Un mensaje en sintonía con el enviado por Ferraz: los socialistas no van a estar nunca con aquellos que sólo buscan romper con España.

Fotos

Vídeos