Reacción del excónsul en Washington

R. C.

Fue un error publicar un mensaje en Facebook para burlarse de Susana Díaz y el acento de los andaluces pero el castigo es desproporcionado. Esta es la opinión del excónsul de España en Washington, Enrique Sardá Valls, fulminado el martes por el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis. El diplomático defenestrado pidió ayer disculpas y admitió que su mensaje fue «desafortunado» y «absurdo», pero también afirmó que se sacó de contexto o que no entiende el revuelo y el posterior «linchamiento» al que, según él, se le ha sometido.

Fotos

Vídeos