Rajoy trabaja, aunque luce el lazo morado en la solapa

Rajoy y Sáenz de Santamaría, ayer, con el lazo morado en la solapa. :: Kai Försterling / efe/
Rajoy y Sáenz de Santamaría, ayer, con el lazo morado en la solapa. :: Kai Försterling / efe

R. C. MADRID.

Mariano Rajoy llegó ayer a la reunión de trabajo que el Partido Popular Europeo celebraba en Valencia con el lazo morado prendido en la solapa. A esa hora ya había publicado en las redes sociales su felicitación por el Día Internacional de la Mujer y aprovechó su intervención para reconocer el valor de este 8-M en la lucha por la igualdad efectiva entre hombres y mujeres. «La jornada de hoy sirve para impulsar un debate y para concienciar a todos», admitió el presidente del Gobierno.

El PP decidió hace dos semanas no secundar los paros convocados para ayer. Los populares, que en un principio vieron la mano de Podemos tras la protesta, distribuyeron el 21 de febrero un documento interno en el que se tachaba la movilización de «elitista e insolidaria» y se censuraba la «apuesta por el enfrentamiento entre mujeres y hombres» así como la pretensión de «romper el modelo de sociedad occidental». Pero este argumentario terminó por aparcarse .

Desde entonces, el partido conservador, aun no respaldando la huelga, ha ido moderando sus mensajes y hay quien en privado reconoce el error cometido. El martes en el Senado, el jefe del Ejecutivo marcó incluso distancias con la alternativa que llegaron a defender para el 8 de marzo tanto la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, como la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. «Desde luego, no me reconozco en la afirmación de la huelga a la japonesa que ha hecho o no algún miembro de mi partido», zanjó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos