Rajoy y Sánchez reafirman su alianza en la recta final del desafío secesionista

El presidente y el líder del PSOE conversan a las puertas de la Moncloa en julio pasado. :: p. marcou / afp/
El presidente y el líder del PSOE conversan a las puertas de la Moncloa en julio pasado. :: p. marcou / afp

El Gobierno advierte a los independentistas de que su ley de transitoriedad nunca llegará a entrar en vigor

NURIA VEGA

madrid. El Gobierno y el PSOE ratificaron ayer su frente común ante el desafío independentista de Cataluña. Ahora que el bloque secesionista acelera hacia el referéndum del 1 de octubre, Mariano Rajoy y Pedro Sánchez se comprometieron este lunes a «ir de la mano» y articular una respuesta conjunta a los planes de la Generalitat, encaminados a la celebración del referéndum independentista en poco más de un mes.

El repentino anuncio de que Junts pel Sí y la CUP presentarían ayer en Barcelona la ley de transitoriedad, impulsó al secretario general de los socialistas a enviar un mensaje de texto al presidente del Gobierno para abordar el nuevo paso del independentismo. La respuesta fue inmediata. Rajoy telefoneó a Sánchez y ambos resolvieron «mantener una comunicación lo más fluida posible» en las próximas semanas para afrontar el reto urgente que plantea la hoja de ruta de Carles Pugidemont.

No es la primera vez que el PSOE ofrece su respaldo al Ejecutivo en la gestión de la crisis catalana. Recién recuperada la secretaría general del PSOE, Sánchez llamó al presidente el 29 de mayo para manifestarle su frontal rechazo a la consulta secesionista. El 5 de julio, el líder de los socialistas se reafirmaba en su posición en el encuentro con Rajoy en la Moncloa. En este caso, sin embargo, el gesto cobra una relevancia añadida cuando el proceso está a punto de entrar en su fase decisiva.

El Gobierno, que ayer intuía cierta improvisación en el último movimiento de Junts pel Sí y censuraba la «rendición» de Carles Puigdemont ante los tiempos y exigencias de la CUP, cuenta a día de hoy con el apoyo del PSOE y Ciudadanos para defender la legalidad y la Constitución frente a las aspiraciones de ruptura del independentismo. De hecho, mientras Rajoy conversaba con Sánchez, la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, analizaba la situación con el secretario general de los liberales, José Manuel Villegas. Todos los interlocutores del Ejecutivo dieron por sentado que la ley de transitoriedad será recurrida ante el Tribunal Constitucional en cuanto sea posible.

Fuentes gubernamentales garantizaron que la principal norma de desconexión del secesionismo «nunca entrará en vigor». Pero igual que ocurre con la ley del referéndum, orientada a dar cobertura a la votación del 1 de octubre, nada puede hacerse mientras no sea tramitada en el Parlamento catalán. Hace tiempo que el Gobierno es especialmente escrupuloso con el inicio de procedimientos ante los tribunales para no dar ningún paso en falso ni alimentar el «victimismo», aseguran, de la Generalitat.

No se ha renunciado a ningún instrumento legal, tampoco al artículo 155 de la Carta Magna, que permitiría la intervención de Cataluña en caso de que la Generalitat consume su plan y rompa definitivamente con España. Pero es un escenario que en la Moncloa, donde se repite que no habrá ni tan siquiera consulta, prefieren no anticipar.

Diálogo político

El portavoz de los socialistas, Óscar Puente, reconoció ayer la «proporcionalidad y eficacia» con la que el Gobierno se mueve en este terreno y reprochó «el engaño al Estado de Derecho» que supone la última de las leyes del independentismo. Pero, del mismo modo, el PSOE sostiene que la estrategia de cerrar el paso a la Generalitat en los tribunales es compatible con el «diálogo político» entre las dos administraciones para encauzar el conflicto. Esa es también la crítica que Sánchez trasladó a Rajoy durante su último encuentro bilateral.

En este sentido, los socialistas tienen previsto presentar el 4 de septiembre una batería de medidas parlamentarias con las que pretenden contribuir a allanar el camino. La principal será la reforma de la Constitución para avanzar hacia un modelo federal.

Fotos

Vídeos