Rajoy recibe a Sánchez en la Moncloa un mes y medio después de su elección

Mariano Rajoy, ayer, en la Moncloa con Unai Sordo (c), y su predecesor en el cargo, Ignacio Fernández Toxo. :: s. barrenechea / efe
Mariano Rajoy, ayer, en la Moncloa con Unai Sordo (c), y su predecesor en el cargo, Ignacio Fernández Toxo. :: s. barrenechea / efe

El secretario general del PSOE se reunirá hoy con el Rey Felipe VI sin haberse entrevistado con el presidente

RAMÓN GORRIARÁN MADRID.

Mariano Rajoy y Pedro Sánchez se verán las caras el jueves, un mes y medio después del triunfo del líder socialista en las primarias de su partido. El Gobierno y el PSOE emitieron sendos comunicados idénticos para confirmar la cita en la Moncloa, que será «continuación» de la conversación telefónica que ambos mantuvieron el 28 de mayo pasado y que versó, según dijeron entonces fuentes gubernamentales y socialistas, sobre el desafío independentista de Cataluña.

En aquella charla Sánchez garantizó a Rajoy que el PSOE estará del lado del Ejecutivo en defensa de la ley y la Constitución ante cualquier iniciativa al margen de la legalidad de la Generalitat de Cataluña. Unas palabras que dejaron al presidente del Gobierno «tranquilo y satisfecho», según explicó después. Claro que todo eso fue antes de que Sánchez abrazara la tesis sobre la plurinacionalidad de España en el congreso federal de su partido, un giro que desató la preocupación en la Moncloa y en el PP.

El jefe del Ejecutivo y el líder de la oposición no tienen demasiado interés en verse y no lo ocultan. Ha transcurrido mes y medio desde el triunfo del socialista en las primarias de su partido el 21 de mayo y lo habitual suele ser que el presidente invite a la Moncloa a los líderes de los partidos nada más ser elegidos. Es lo que hizo ayer sin ir más lejos con el nuevo secretario general de CCOO, Unai Sordo, apenas 48 horas después de haber sido elegido. El presidente invitó al dirigente sindical el mismo sábado en que fue proclamado líder de la central.

La Moncloa y el PSOE se niegan a decir de quién partió la iniciativa de cerrar el encuentro

Rajoy también lo hizo con el propio Sánchez en su primer mandato al frente del PSOE; fue elegido secretario general el 27 de julio de 2014 y al día siguiente tuvo cita en la Moncloa. La tardanza en esta ocasión demuestra hasta qué punto son gélidas las relaciones, algo que no es nuevo porque lo son desde que se conocieron.

Se va a dar incluso la circunstancia excepcional de que el líder socialista va a ser recibido por el jefe del Estado antes que por el presidente del Gobierno. Sánchez acudirá hoy al palacio de la Zarzuela en la visita que hacen todos los responsables políticos de ámbito nacional después de haber sido elegidos.

Sánchez ha demostrado que tiene más interés en construir lo que llama una mayoría alternativa a Rajoy que en entenderse con él en asuntos de Estado. Se ha reunido ya con los líderes de Podemos, Ciudadanos e Izquierda Unida, y tiene en su agenda una cita el 20 de julio con el lehendakari Iñigo Urkullu.

Mutuo acuerdo

Ni la Moncloa ni el PSOE quisieron precisar de quien partió la iniciativa de que se produzca la reunión. Fuentes de ambas partes señalaron que fue de «mutuo acuerdo». Aunque desde el Ejecutivo se repetía en las últimas semanas que el presidente estaba dispuesto a recibir al secretario general del PSOE «cuando quiera», la cita no se concretaba.

El único contacto que han mantenido en este tiempo ha sido un mensaje de móvil que Rajoy envió a Sánchez tras las primarias. «Hablamos cuando tengas un minuto», le dijo el jefe del Ejecutivo en un ejercicio de economía verbal porque no quería «molestarle». Sánchez también respondió con parquedad y el 29 de mayo llamó al presidente para garantizar el apoyo del PSOE en la defensa de la ley y la Constitución ante el proceso soberanista.

El portavoz del Ejecutivo, Iñigo Méndez de Vigo, insistió ayer en que el secretario general del PSOE tiene la puerta abierta de la Moncloa y el secretario de Organización socialista, José Luis Ábalos, replicó que esas no eran formas porque para eso están «los teléfonos». Un intercambio gratuito porque la reunión ya estaba concertada.

Fotos

Vídeos