Rajoy pide información sobre la cena de Iglesias y Junqueras en casa de un empresario

R. G.

madrid. Mariano Rajoy hurgó ayer en las diferencias entre los socios independentistas catalanes y pidió información sobre la cena, en teoría secreta, que mantuvieron el pasado sábado el líder de Esquerra y el de Podemos en Barcelona. «Creo que es importante que lo conozca la Cámara porque puede tener consecuencias políticas, sobre todo en Cataluña», reclamó el presidente del Gobierno a Pablo Iglesias.

El encuentro se produjo en la casa del empresario Jaume Roures y acudieron, además de Iglesias, el vicepresdiente catalán, Oriol Junqueras, y el portavoz de Barcelona en Comù, Xavier Domènech. La cita, según la explicación de los asistentes, pretendía buscar el apoyo de Podemos y de los 'comunes' a la movilización para el referéndum. Pero la portavoz del PDeCAT, Marta Pascal, señaló que la cena «huele a tripartito» tras las próximas elecciones entre Esquerra, la CUP y la alianza catalana de Podemos y En Comù.

Iglesias no respondió al emplazamiento de Rajoy, lo hizo la portavoz de Podemos en el Congreso, Irene Montero, para pedir que no se dé «trascedencia» a un encuentro que fue «una conversación más» para analizar la situación política en España y en Cataluña. Hay que ver esas reuniones, agregó, «con normalidad», pero no dio más datos. «No hay más que informar», zanjó la portavoz de Podemos.

Carles Puigdemont no quiso dramatizar por la exclusión de su partido, pero aseguró que estaba informado de antemano y defendió el derecho de su vicepresidente y socio a «comer con quien considere oportuno».

Fotos

Vídeos