Rajoy descarta toda hipótesis de acuerdo presupuestario con el PSOE

Mariano Rajoy, junto a la primera ministra de la República de Polonia, Beata Szydlo. :: k. huesca / efe

Cree que a los socialistas ni se les «pasa por la imaginación» apoyar las cuentas y da a Montoro su aval «absoluto» para negociar con los grupos

NURIA VEGA MADRID.

Lejos de disipar los temores del Gobierno, los primeros pasos de Pedro Sánchez han dejado en la Moncloa la impresión de que se cumplen sus peores augurios. Pese a que a principios de semana, el Ejecutivo entendió que los socialistas quizá podrían entrar a negociar el techo de gasto, paso previo a la elaboración de los Presupuestos, la hipótesis quedó descartada tras el veto del PSOE a Cristóbal Montoro. Mariano Rajoy no cree, en todo caso, que su ministro de Hacienda, reprobado por el Congreso, constituya el elemento que entorpece el entendimiento con la segunda fuerza política. Se inclina más bien por pensar que no hay interés en el pacto.

«Ni se les ha pasado por la imaginación apoyar al Gobierno en los Presupuestos, es irrelevante que negocie uno, otro o nadie, no tienen la más mínima intención de apoyarlos», replicó ayer el presidente sin citar de manera expresa al PSOE. Y entendiendo que el interlocutor «trae sin cuidado» a los socialistas, Rajoy no tuvo inconveniente en confesar que su respaldo a Montoro es «absoluto».

El titular de Hacienda aceptó no estar presente ayer en el encuentro con la delegación del PSOE en el ministerio para abordar el techo de gasto. Ese fue el requisito de los socialistas para sentarse a dialogar con el Gobierno. La reunión, en todo caso, sirvió para poco a efectos prácticos. Fuentes de la formación de Pedro Sánchez aseguraron que no se les proporcionó la cifra que se maneja para el acuerdo de límite de gasto no financiero que el lunes aprobará el Consejo de Ministros. Otras formaciones que conversan con el Ejecutivo aseguran conocer que se baraja una subida de 1.500 millones respecto a 2017.

El presidente pide responsabilidad a Rivera porque no se puede rebajar el IRPF «cada año»

Pero el PSOE no está en la negociación. La última semana del periodo de sesiones en el Congreso no ha contribuido, desde luego, a rebajar la tensión entre el Gobierno y el principal partido de la oposición. La Cámara baja ha servido de escenario para los encuentros que Pedro Sánchez ha mantenido con los dirigentes de Podemos, IU y Ciudadanos con el ánimo de articular una mayoría que revierta la obra legislativa de Mariano Rajoy. El jueves, además, salió adelante, a iniciativa de los socialistas, la reprobación al ministro de Hacienda por el impulso de la amnistía fiscal de 2012, anulada ahora por el Tribunal Constitucional.

El que un día fue plan A del Gobierno, una dinámica de acuerdos con el PSOE para sostener la legislatura, hace tiempo que saltó por los aires. La conversación entre Rajoy y Sánchez sigue pendiente y el Ejecutivo no cree que la unidad en los grandes asuntos de Estado vaya a quebrarse. Pero la prioridad del PP en el Congreso es a día de hoy fortalecer la mayoría alcanzada con Ciudadanos, PNV, Coalición Canaria, Nueva Canarias, UPN y Foro Asturias para sostener la legislatura.

Un pacto de legislatura

Es por eso que Hacienda estudia la rebaja del IRPF que Albert Rivera ha planteado como contrapartida a su voto afirmativo al techo de gasto. En una comparecencia en Varsovia junto a la primera ministra ministra polaca, Beata Szydlo, Rajoy reconoció que, si hay voluntad de salvar las cuentas de 2018, todas las partes de la negociación deberán «moverse». Pero aun así llamó al partido liberal a ser «responsable». «No se puede hacer cada año o dos años una rebaja fiscal de estas características», advirtió a su socio de investidura.

El presidente almorzó con Rivera este martes en la Moncloa, coincidiendo con la reunión entre Sánchez y Pablo Iglesias. Pero fuentes gubernamentales creen que no sería realista pensar que el Gobierno está en disposición de suscribir un pacto de legislatura. Esa fue la propuesta que ayer deslizó José María Aznar. El exjefe del Ejecutivo advirtió sobre el abandono de las reformas económicas y abogó por «reunir fuerzas en torno a agendas ambiciosas».

Fotos

Vídeos