Rajoy blande el 155 contra la investidura telemática

El jefe del Ejecutivo insiste en que si el futuro Gobierno de la Generalitat no cumple la ley, «la ley actuará» como lo hizo el pasado octubre

CECILIA CUERDO SEVILLA.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dejó claro ayer que una posible investidura de Carles Puigdemont como presidente del Govern a distancia prolongará la vigencia del artículo 155 y la intervención de la autonomía. «Es necesario que todo el mundo actúe con responsabilidad, y una sola persona fuera de la realidad no puede condicionar el futuro de nadie», reprochó.

En un acto del PP de Sevilla, el líder de los populares defendió que las cosas están hoy «mejor que hace unos meses» en Cataluña y argumentó que ahora toca mirar y futuro y formar gobierno cuanto antes. «La excepcionalidad -argumentó- no es buena».

Rajoy recordó que el Ejecutivo tuvo que «cesar» al Govern porque «se había instalado en la más pertinaz ilegalidad». Por eso reclamó al nuevo equipo de gobierno en Cataluña que responda «a lo que la gente le pide» y recupere la seguridad económica en la región, permitiendo la vuelta de las empresas que se marcharon.

Dicho esto, insistió en que esta vuelta a la normalidad no pasa por la investidura de Carles Puigdemont. Es ilegal, y va contra toda lógica, el sentido común y la razón», remarcó tras subrayar que los catalanes tienen derecho a un presidente que les exponga en persona su programa político y que se someta puntualmente al control de los grupos parlamentarios de la oposición. Así, dejó claro que si el nuevo ejecutivo catalán no actúa dentro de la ley, «la ley actuará».

En este sentido, Rajoy señaló que de la reciente crisis soberanista en Cataluña se pueden sacar varias cosas en claro. Entre ellas, que «España es una nación con instrumentos para defenderse, y que cuando se le ataca, se defiende», y que «la ley se cumple, y todos están sometidos al imperio de la ley». Pese a reconocer que la aplicación del artículo 155 de la Constitución fue una decisión difícil que ha tenido repercusión electoral, el líder del PP se ha vanaglorió de haber sido capaz de construir un «gran consenso nacional en defensa de la Constitución». Un consenso que, dijo, quiere buscar para aprobar los presupuestos generales y la reforma del modelo de financiación autonómica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos