Quema de documentos para entregarse al Estado Islámico

M. BALÍN

Improvisaron una hoguera a la que lanzaron, al menos, el pasaporte y el carné de conducir de Mohamed Hichamy, que falleció en el atentado de Cambrils, y el pasaporte de Younes Abouyaaqoub, autor material del atentado de Las Ramblas. No se quemaron del todo, como se puede apreciar en la imagen que acompaña esta información. En la masía de Riudecanyes, donde según el auto del juez Andreu los yihadistas fueron adoctrinados, realizaron un rito, no una hoguera para deshacerse de documentos.

Creen los investigadores que allí, entre esos muros abandonados, realizaron el juramento de lealtad al autodenominado Estado Islámico. Y esa ceremonia consiste, precisamente, en quemar todos los documentos de los países de origen para demostrar que se es súbdito solamente del Califato, que se entregan a los designios del Daesh. Se desconoce cuándo se realizó la ceremonia, también cuántos de los integrantes de la célula participaron, pero se tiene pocas dudas de que esta acción fue el paso previo para iniciar la cadena de atentados, luego frustrada en parte por la explosión de la 'madre de satán'.

Fotos

Vídeos