Interior avisa a Puigdemont de que el domingo actuará con «absoluta determinación»

Carles Puigdemont. / Afp

La Generalitat se rebela al 'mando único' y asegura que los Mossos «decidirán» cómo actuar el 1-O; la reunión de la Junta de Seguridad acaba sin ningún acuerdo ya que el Gobierno central se ha negado a tratar en este foro el dispositivo

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

Ningún acuerdo. La Junta de Seguridad de Cataluña que ha reunido hoy a los mandos del Ministerio del Interior y a los responsables de la Generalitat ni siquiera ha tratado la posibilidad de un despliegue conjunto para frenar el referéndum. Ni una palabra de coordinación y solo llamamientos por ambas partes para evitar incidentes.

Más información

"Lamentablemente, los miembros de la Generalitat mantienen su posición de desobediencia al considerar que lo ordenado por jueces y fiscales es papel mojado", ha resumido un alto responsable de Interior. La tensión en la reunión ha llegado a su punto álgido cuando la Generalitat ha dejado clara su rebelión a poner a los Mossos d'Esquadra bajo la coordinación de Interior, tal y como ha ratificado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

Durante el encuentro ha habido un serio aviso del secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, al 'president' Carles Puigdemont: Interior tiene "absoluta determinación" de frenar el referéndum del 1-O.

Según fuentes del Ministerio del Interior, Nieto y su equipo han puesto de manifiesto en la reunión que de "mantenerse la convocatoria del referéndum, desde la Secretaria de Estado de Seguridad se van a poner todos los medios para ayudar a los Mossos d'Esquadra a cumplir las órdenes del Tribunal Superior de Cataluña", quien ayer ordenó impedir la apertura de los colegios el domingo.

El representante de Interior también ha avisado a los miembros de la Generalitat que la "movilización callejera está liderada por lo más radical del independentismo" y "que forzar a salir a la gente a la calle solo puede generar tensión y situaciones incómodas a gente de buena voluntad a la que se ha hecho creer que lo del domingo es lo que no es".

Nieto ha desvelado que el Ministerio del Interior se ha negado en redondo a hablar de dispositivos compartidos porque cree la Junta es un foro "político" y no "operativo" y que, además, las fuerzas de seguridad solo están a las órdenes que dicte la juez del TSJC, Mercedes Armas.

Suspender la consulta

Durante su comparecencia, el secretario de Estado ha explicado que ha pedido, obviamente sin éxito, a Puigdemont la anulación del referéndum y le ha reiterado que el único compromiso de Interior ante el mantenimiento de la consulta es la "absoluta defensa de las legalidad, la protección del Estado de Derecho y el mantenimiento de la convivencia pacífica".

Nieto, igualmente, ha dejado claro que el Gobierno central sigue sosteniendo que el coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos es el único "coordinador" del despliegue del 1-0, tal y como ha ratificado el TSJC.

Este punto, ha sido especialmente discutido por la Generalitat. El consejero de Interior catalán, Joaquím Forn, ha afirmado tajante al final del encuentro que "somos nosotros los que decidiremos de qué manera deberemos actuar", el domingo. "Los Mossos tienen la competencia", ha apostillado, antes de asegurar que la prioridad de la policía autonómica será "salvaguardar la convivencia" el 1-O por encima de cualquier otra consideración.

José Antonio Nieto ha estado acompañado por el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo; el director de Gabinete de Coordinación y Estudios de la Secretaría de Estado de Seguridad, Diego Pérez de los Cobos, y el secretario general Técnico del Ministerio Interior, Juan Antonio Puigserver.

Por parte del Govern, además de Puigdemont también han acudido el 'conseller' de Interior, Joaquim Forn el secretario general de la Conselleria de Interior, Cèsar Puig; el director general de los Mossos d'Esquadra, Pere Soler, y el mayor de la policía catalana, Josep Lluís Trapero

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos