Puigdemont lidera las críticas a la CUP tras politizar la marcha del 26-A

El Ayuntamiento concede que la manifestación del sábado contra el terrorismo esté encabezada por los servicios de emergencia

R. C.

madrid. La práctica totalidad de las fuerzas políticas censuró ayer que la CUP se haya planteado no asistir a la manifestación del sábado 26 de agosto en Barcelona contra el terrorismo si la marcha está encabezada por Felipe VI. El presidente de la Generalitat defendió que no hay derecho de admisión en los actos de condena de los atentados y llamó a la formación anticapitalista a replantearse su postura. «Creo que se equivocan, es muy lamentable», rechazó Carles Puigdemont.

El mismo término empleó el Gobierno para reprochar a la CUP el uso político de una convocatoria con la que se busca mostrar que no hay fisuras tras los atentados. «No hay ninguna otra solución para vencer a los terroristas que la unidad política y social», advirtió el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna.

Tampoco en la organización de Pablo Iglesias encontró el partido independentista complicidad. El portavoz de Podemos en el Senado, Ramón Espinar, aseguró en RNE que no tendría «sentido» que el jefe de Estado no se implicase tras los atentados, aunque sí criticó las relaciones exteriores «con gobiernos que amparan el terrorismo yihadista».

La CUP había acusado precisamente al Rey de mantener relaciones de «amistad y económicas» con países que financian el terrorismo y había apostado por que la manifestación de Barcelona esté encabezada por los servicios de emergencias, los Mossos d'Esquadra y la sociedad civil. Con este planteamiento sí coincidieron la Generalitat y el Ayuntamiento. «Las administraciones nos debemos a la ciudadanía. Tenemos que estar en una segunda y tercera fila, estoy dispuesta a ir a la cola de la manifestación», aceptó la alcaldesa, Ada Colau. Un punto respaldado también por Esquerra y que servirá a la CUP para sumarse al acto.

En Twitter quedaron las palabras del eurodiputado del PP, Carlos Iturgaiz, que el domingo confió en la presencia del Rey en la manifestación: «Barcelona no olerá a basura, no asistirán los guarros de la CUP».

Fotos

Vídeos