Puigdemont aplaude desde Finlandia la «buena» decisión de Rovira

El expresidente catalán, que busca apoyos internacionales, niega haberse coordinado con la dirigente de Esquerra

R. C. MADRID.

El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, expresó ayer desde Helsinki su apoyo y respeto por la «buena decisión» de la secretaria general de Esquerra, Marta Rovira, de no plantar al Tribunal Supremo y marcharse de España. «Creo que ha tomado una buena decisión, tiene derecho a defenderse en un entorno donde se respeten sus derechos», señaló.

El exmandatario autonómico, huido desde finales de octubre a Bélgica junto a varios de sus exconsejeros, se desentendió de la decisión de la dirigente republicana de fugarse de la justicia española y recalcó que no había hablado «nunca» con ella de esta posibilidad. «No ha sido una acción coordinada», sentenció Puigdemont el mismo día en el que fue procesado por el juez Llarena por un delito de rebelión, junto a otros doce políticos implicados en el proceso independentista.

Sobre esta decisión judicial, el líder de Junts per Catalunya consideró que forma parte del itinerario de la «macrocausa general» contra el independentismo. «Era evidente, continúa la idea de querer acabar con el independentismo», lamentó. Además, pidió ver si se han cumplido correctamente los pasos a seguir en este tipo de causas y qué acciones pueden tomar los dirigentes soberanistas ante su procesamiento.

El expresidente catalán se encuentra ya de vuelta en su residencia de Waterloo tras su periplo europeo en busca de respaldo al proceso secesionista. Tras su paso por Suiza, donde coincidió con la exdiputada de la CUP, Anna Gabriel, Puigdemont recaló en Finlandia invitado por un grupo de diputados simpatizantes con el movimiento indepedentista catalán.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos