El PSOE-A olvida rencillas y se pone a disposición del PSC para la campaña catalana

Miquel Iceta en el Parlament./Efe
Miquel Iceta en el Parlament. / Efe

Borrell asegura que el PSC recogerá muchos votos de Podemos

CECILIA CUERDOMadrid

El PSOE-A está dispuesto a olvidar diferencias y arrimar el hombro para que el PSC obtenga los mejores resultados en la campaña para las elecciones del próximo 21 de diciembre en Catalunya. Así lo anunció este lunes el secretario de organización de los socialistas andaluces, Juan Cornejo, quien expresó que la formación se pone “a disposición” de los compañeros catalanes para “ayudar en lo que consideren oportuno”. “El PSC nos tendrá siempre a su lado para colaborar”, subrayó.

Las relaciones entre ambas formaciones están plagadas de altibajos. Justo en octubre de 2016, en el tormentoso debate interno sobre la abstención que daría paso al gobierno del PP, los socialistas andaluces fueron de los primeros en reclamar un nuevo protocolo entre ambos. El líder del PSC, Miquel Iceta, llegó a viajar a Sevilla para visitar a Susana Díaz y allanar el camino, aunque los catalanes acabaron votando en contra de la investidura de Rajoy.

Desde entonces, la desconfianza no ha mermado, y hace apenas unos días, los andaluces dejaban de nuevo claro que la decisión que adoptara el Comité Federal de los socialistas en relación a la aplicación del art. 155 en Catalunya era de obligado cumplimiento para todos, incluidos los senadores del PSC. Y marcaban el paso a quienes pretenden cambios exclusivos para Catalunya: “Andalucía también aspirará al máximo autogobierno”.

Sin embargo, la gravedad de la situación ha hecho aparcar, por el momento estas diferencias. “En Cataluña hay miles y miles de andaluces, que se sienten tan andaluces como catalanes” y que posiblemente estén “interesados” en escuchar lo que tiene que decir el PSOE-A. “Y nosotros estaríamos encantados de poder ayudar en lo que consideren oportuno”, aseguró Cornejo, resaltando a continuación que los andaluces siempre han mantenido la misma posición en el debate soberanista y que, pese a las diferencias evidentes con el PP, en este asunto “no hay un solo matiz”.

El número 2 del PSOE-A consideró que la convocatoria de elecciones no es la respuesta al conflicto soberanista, pero “sí serán el inicio de la solución” que ayude a recuperar la “normalidad” tras una “carrera de despropósitos”. Y lamentó una “huida al vacío” liderada por Carles Puigdemont y Oriol Junqueras, “que se han convertido en los máximos responsables del desgarro de la sociedad catalana”. Por eso, reclamó una reforma de la Constitución que “haga posible la integración de todos los territorios en un marco de convivencia”.

En la misma línea se pronunció la propia presidenta de la Junta y secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, que en un desayuno informativo en Córdoba dejó claro que una futura revisión de la Carta Magna no puede ser un pretexto para “otra cosa distinta es tirar por la borda el edificio de nuestra democracia”. Un camino “por el que no quiere ir la mayoría de la sociedad española”, aseguró, para subrayar a continuación que “no es momento de aventuras” –“bastante hay con el procés”, ejemplificó-- ni de “caminos que no conducen a ninguna parte”.

Fotos

Vídeos