PSOE y Cs marcan distancia con el Gobierno pero reiteran su apoyo

M. E. ALONSO MADRID.

PSOE y Ciudadanos marcaron ayer distancias con el Ejecutivo, que pese al rechazo del Consejo de Estado seguirá adelante con sus planes y recurrirá ante el Constitucional la candidatura de Carles Puigdemont a presidente de la Generalitat. «Es una decisión jurídica que solo le corresponde tomar al Gobierno y asumir esas consecuencias», avisó la portavoz del PSOE en el Congreso, Margarita Robles.

La diputada, que es magistrada en servicios especiales, separó los «aspectos jurídicos» de los «políticos» e insistió en que, pese al «varapalo» que le ha dado el Consejo de Estado, su partido está de acuerdo con el Ejecutivo de Rajoy en lo importante, es decir, la imposibilidad de que Puigdemont sea reelegido presidente de Cataluña. Otra cosa son los tiempos.

«No hemos cambiado de opinión sobre que un prófugo de la Justicia pretenda presidir una comunidad autónoma», arguyó también la secretaria socialista de Igualdad, Carmen Calvo, que consideró un «chiste» que el independentista haya pedido la dimisión de la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría.

Desde la dirección del PSOE se evitó cuestionar el procedimiento escogido por el Gobierno. Es más, se restó importancia al informe del Consejo de Estado al asegurar que «no es vinculante» y no quita la razón al Ejecutivo. «Lo que le pone en cuestión es algo que tiene que ver con el procedimiento puntual y los tiempos», subrayó Calvo.

Molesto con Rajoy

También Albert Rivera se desentendió de los pasos del Ejecutivo y se quejó de que Rajoy no le informara, a diferencia de lo que hizo con Pedro Sánchez. «No nos ha consultado nada, con lo que el revés se lo ha llevado solo», aseguró el presidente de Ciudadanos, aunque también dejó claro que apoyará al Ejecutivo en el combate al soberanismo, como ya lo hizo al respaldar en octubre la aplicación del 1rtículo 155 a pesar, apuntó, de los «errores» de estrategia en torno al referéndum del 1-0.

Ciudadanos quiere seguir siendo un partido de Estado, pero no está dispuesto a compartir la cuota de responsabilidad en los errores gubernamentales. Por eso, el dirigente liberal avisó a Rajoy de que si el Constitucional no admite el recurso, «tendrá que dar explicaciones».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos