PP, PSOE y Ciudadanos ratifican en el Congreso la intervención de Cataluña

Aúnan posiciones para rechazar una moción del PDeCAT que reclamaba la derogación de los decretos

M. E. ALONSO

madrid. Un mes después de que el Senado autorizara al Gobierno la aplicación del artículo 155 de la Constitución para frenar el proceso independentista, una moción presentada por el PDeCAT en el Congreso ayer para comprobar que ninguna de las fuerzas políticas ha modificado su postura respecto al desafío secesionista.

De un lado, el bloque constitucionalista de PP, PSOE y Ciudadanos, que renovaron su apoyo al precepto constitucional y aunaron posiciones para tumbar la intención del PDeCAT de derogar los reales decretos que han servido al Gobierno para hacer efectiva la intervención en Cataluña y destituir en pleno al Ejecutivo de Carles Puigdemont. Del otro lado, los nacionalistas y Unidos Podemos, que continúan siendo los únicos que censuran que el Ejecutivo de Mariano Rajoy se haya acogido a este precepto de la Carta Magna. En total, 89 votos a favor, 239 en contra y la abstención de Nueva Canarias.

«Es la primera vez que electos del PSC han avalado la aplicación del 155», remarcó el diputado del PDeCAT, Jordi Xuclà. Un artículo que, en su opinión, «desborda claramente las previsiones de la Constitución». El dirigente independentista lamentó el «cambio de posición» de los socialistas catalanes, después de que el expresidente de la Generalitat José Montilla, el único senador del PSC en la Cámara alta, se ausentara en la votación del pasado 27 de octubre.

El debate de la moción, que se sustanció el pasado martes, derivó en un cruce de insultos entre los partidos independentistas y los partidarios de la activación de esta herramienta constitucional, que instaron a los soberanistas a pedir «perdón» a los catalanes en lugar de pretender dar «lecciones de constitucionalismo. En esto coincidieron la representante del PP, Alicia Sánchez- Camacho, y el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas. La diputada del PSOE, Mercè Perea, por su parte, despertó los aplausos de la bancada socialista al responder a Esquerra: «Me acaba de elogiar llamándome facha, a Serrat también le llamaron facha».

Además de hacer referencia al artículo 155, la moción del PDeCAT llevaba aparejada la petición al Gobierno central de abordar las reformas estructurales necesarias para garantizar la independencia judicial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos