El PSOE abre su Escuela de Buen Gobierno con sonoras ausencias

R. C.

madrid. El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero abrió ayer la Escuela de Buen Gobierno que el PSOE ha organizado para formar a cuadros del partido, proyectar la imagen pública de ciertos cargos públicos y orgánicos poco conocidos y tejer alianzas con la sociedad civil.

La iniciativa, que se desarrollará hasta el domingo en Madrid, no conseguirá la imagen de unidad interna del partido que buscaba el secretario general, Pedro Sánchez, que se atrevió a anunciar en televisión la participación de todos los exlíderes del partido antes de que hubieran confirmado su asistencia.

El expresidente Felipe González alegó un viaje privado a Portugal para anular la clase magistral que los organizadores del programa le habían asignado el sábado sobre la 'Aportación de la socialdemocracia a la construcción europea'.

Tampoco participará en las jornadas Alfredo Pérez Rubalcaba, que se mantiene muy distanciado y enfrentado con la dirección actual del partido. Lo mismo ocurre con el presidente de Asturias, Javier Fernández, que se ha descolgado de un debate sobre la España autonómica con otros presidentes socialistas.

A esa mesa faltará también el presidente valenciano, Ximo Puig, por coincidir con los días grandes de las Fallas, y está pendiente de confirmar la gobernante andaluza, Susana Díaz. Sí estarán en cambio el extremeño Guillermo Fernández Vara; el castellano-manchego Emiliano García-Page, la balear Francina Armengol y el aragonés Javier Lambán.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos