El presidente catalán inaugura casi solo la 'embajada' en Copenhague

El presidente de la Generalitat se muestra convencido de que el Gobierno central no bloqueará el referéndum

CRISTIAN REINO

barcelona. El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, inauguró ayer en Copenhague una nueva 'embajada' catalana en el exterior, esta vez para tratar de estrechar las relaciones con los países nórdicos, Dinamarca, Finlandia, Islandia, Noruega y Suecia. El Gobierno catalán considera que el reconocimiento internacional es clave para el proceso soberanista, de ahí que en los últimos años haya incrementado su presencia internacional, que consta hasta ahora de una red con doce delegaciones.

A diez días de la Diada y a un mes del referéndum del 1 de octubre, Puigdemont buscó una vez más internacionalizar el proceso, aunque la presencia de dirigentes foráneos fue más bien escasa. Al acto de inauguración acudieron el presidente de la Generalitat, el consejero de Exteriores y la nueva 'embajadora', Francesca Guardiola (hermana del entrenador del Manchester City), pero ningún miembro del Gobierno danés ni de los demás países nórdicos. Estuvieron presentes diputados daneses y suecos, un representante (no al más alto nivel) de la Cancillería danesa y diplomáticos de países bálticos y nórdicos.

Tradición democrática

Puigdemont aprovechó el acto en la capital Dinamarca -país que es el espejo en el que se mira el nacionalismo catalán, que siempre afirma que aspira a convertirse en la Dinamarca del Mediterráneo- para resaltar la «tradición democrática de los países nórdicos» frente a la «falta de diálogo» que, a su juicio, practica el Gobierno central, aunque se mostró convencido de que «una democracia como la española no bloqueará la votación».

El jefe del Ejecutivo catalán aseguró que en la consulta los ciudadanos deberán elegir entre «aceptar el statu quo, con una autonomía vacía de contenido, o declarar la independencia». «No hay más alternativas porque el Gobierno español se ha negado», remató.

Puigdemont insistió además en sacar pecho con la actuación de los Mossos tras los atentados yihadistas, y señaló que «la respuesta de la Policía catalana demuestra que estamos dispuestos a asumir nuestras responsabilidades».

Fotos

Vídeos