El president será denunciado por rebelión si declara la independencia

La Fiscalía General anuncia que ya tiene lista una querella por un delito castigado con hasta 30 años de prisión

M. BALÍN

madrd. La Fiscalía General del Estado anunció ayer que prepara una querella por un delito de rebelión contra el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ante la hipótesis de que el responsable del Gobierno catalán lleve a cabo una declaración unilateral de independencia antes de que entre en vigor el artículo 155 de la Constitución el próximo sábado.

Fuentes de la Fiscalía afirmaron que el departamento que dirige José Manuel Maza trabaja desde hace semanas en la elaboración de la querella por rebelión -«alzamiento con violencia y públicamente»-, un delito que el Código Penal castiga con penas que van desde los 15 hasta los 30 años de prisión.

La Fiscalía movió ficha después de que el presidente de la Generalitat asegurara en una carta remitida el pasado lunes a Mariano Rajoy que si el Ejecutivo persistía «en impedir el diálogo y continuar la represión» el Parlament «podrá proceder, si lo estima oportuno, a votar la declaración formal de independencia que no votó el día 10».

La única duda de Maza es el tribunal al que dirigir la denuncia por el nuevo escenario del artículo 155

A la espera de los pasos que dé a partir de ahora Puigdemont -la Mesa de la Cámara catalana fijará mañana día y hora-, la Fiscalía General resolverá ante qué tribunal interpondrá su querella, lo que depende de los distintos escenarios que se abrirían con la aplicación del artículo 155 por desobediencia del Govern a las obligaciones que le impone la ley.

No obstante, según apuntan fuentes jurídicas, la querella se remitiría con toda probabilidad al Supremo, en el caso de que el Ministerio Público considere que los hechos atribuidos a Puigdemont afectan a todo el territorio español e incluso se han cometido en el extranjero, como es el caso de algunas webs vinculadas al referéndum que estaban alojadas en otros países.

Otra de las posibilidades es que la aplicación del artículo 155 comporte la inhabilitación de Puigdemont como presidente e incluso su posible cese como diputado del Parlament, por lo que perdería el fuero ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y entonces la Fiscalía presentaría su querella ante la Audiencia Nacional. La Fiscalía podría presentar también su querella por rebelión ante el Tribunal Superior de Cataluña, donde la juez Mercedes Armas ya instruye una causa por desobediencia, prevaricación y malversación contra Puigdemont y el resto de miembros del Govern.

Fotos

Vídeos