Puigdemont: «Lo que degrada a la democracia es no dejar votar»

Puigdemon da un discurso con motivo de la Diada. / Rubén Moreno García (Efe)

Ha dicho una vez más que hubiera querido un referéndum pactado con el Estado como el escocés

EUROPA PRESSBarcelona

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha defendido este domingo el referéndum del 1 de octubre porque "las urnas unen, no dividen, porque en las urnas caben todos".

"Lo que divide, lo que degrada a la democracia es no dejar votar", ha dicho en su discurso institucional pronunciado desde la Generalitat un día antes de la Diada.

Más información

El Govern "ya lo tiene todo a punto" para que participen en el 1-O tanto los que quieren votar 'sí' como los que votarán 'no', y ha destacado textualmente que será un referéndum con todas las garantías. Así ha justificado el compromiso del Govern con la organización del 1-O, y ha recordado que el Ejecutivo surgió de unas elecciones democráticas: "Cumplimos lo que habíamos prometido, y eso dignifica la política".

Ha insistido en que su gobierno es democrático y que surgió de un mandato parlamentario legitimado por las elecciones con más participación en la historia: "Hacemos lo que habíamos dicho que haríamos". Además, ha reiterado que el referéndum es legal porque está de acuerdo con leyes aprobadas en el Parlament como sede de la soberanía popular, y ha añadido: "Sólo el Parlament de Catalunya puede inhabilitar el Govern que yo presido".

También en alusión al 1-O, ha dicho una vez más que hubiera querido un referéndum pactado con el Estado como el escocés, pero que el Gobierno central "ha rechazado todas las peticiones de pacto" y que ni siquiera ha querido hablar ni ha planteado alternativas.

Diada activa

Por todo eso, afirma que la Diada de este año es muy importante y que debe celebrarse activa, cívica y alegremente porque son tres cualidades que caracterizan a los catalanes, ha dicho. Y también ha defendido esta Diada como día para expresar "la voluntad de ser como pueblo" recordando los orígenes pero también proyectándose hacia el futuro.

El otro tema de su mensaje institucional han sido los atentados en Barcelona y Cambrils (Tarragona), para afirmar que "nada ni nadie romperá la convivencia en Catalunya". "No permitiremos" que pase, ha dicho, porque la convivencia es lo más preciado en Catalunya y su sociedad siempre ha defendido el diálogo para resolver los problemas en vez de cualquier violencia, y ha proclamado que la unidad institucional, policial y cívica es el mejor combate al terrorismo.

Puigdemont ha empezado el discurso recordando a las víctimas y familiares, y elogiando la "magnífica reacción" social: ha citado como ejemplos a los taxistas, a las personas que donaron sangre, a los participantes de la manifestación, a los servicios de emergencias y a todos los cuerpos policiales; sobre todo, el de Mossos.

Fotos

Vídeos