Podemos contabiliza 13.458 militantes en el primer balance del censo

Pablo Iglesias./Efe
Pablo Iglesias. / Efe

El partido morado decidió en Vistalegre II crear la figura del «militante» para prepararse para las municipales de 2019

EUROPA PRESSMadrid

Podemos cuenta con un volumen de fuerza militante que alcanza las 13.458 personas en toda España, según los primeros datos del proceso de registro que puso en marcha la formación tras la Asamblea de Vistalegre II para medir la implicación de sus bases, y que permanece siempre abierto, según informan a Europa Press fuentes de la Secretaria de Organización que dirige Pablo Echenique.

El partido morado ha comenzado ya a prepararse para poder hacer frente al reto de las elecciones municipales de 2019 y, por ello, consideraba necesario contar con un sistema para conocer su "potencia militante" en cada municipio del Estado y, con ello, su fortaleza o sus puntos débiles, es decir, las zonas en las que les queda "más trabajo por hacer".

En el reglamento que elaboró en abril la Secretaría de Organización para regular el proceso definía a los militantes como "los compañeros que invierten generosamente su tiempo y su esfuerzo en llevar a cabo tareas directamente conectadas con la actividad orgánica o institucional de Podemos" o los que "proyectan" las ideas del partido o "fomentan el empoderamiento de la sociedad para construir masa crítica y movilizaciones en las calles".

La formación dirigida por Pablo Iglesias cuenta con un atípico sistema de afiliación muy abierto, no vinculado al pago de una cuota, que ha llevado a que el número de inscritos ronde ya los 488.000, mientras que la participación en los diferentes procesos internos no ha superado los 155.000 -la cifra récord que se registró en la Asamblea de Vistalegre II de febrero-.

Podemos ya contaba con la figura del "inscrito activo", para contabilizar a los simpatizantes que participan regularmente en las decisiones del partido mediante su voto. Según los cálculos hechos en Vistalegre II, de los 456.725 inscritos llamados a participar en aquel proceso, algo más de la mitad, 283.175, eran considerados "activos".

Los inscritos más comprometidos

Sin embargo, querían ir un paso y contabilizar los afiliados más implicados, es decir, los que participan habitualmente en los alrededor de 850-900 'círculos' con los que cuenta la organización -las agrupaciones de base de Podemos-, o en las diferentes campañas que pone en marcha el partido.

Por ello, aprovechó la reforma de sus estatutos en la asamblea de Vistalegre para crear la nueva figura del "militante", que no comporta derechos adicionales a los inscritos, pero sí implica un mayor grado de "compromiso" con la organización, y permite al partido conocer con qué fuerza cuentan en cada territorio.

Los nuevos estatutos encomendaron a las comunidades autónomas la tarea de recopilar estos datos para elaborar un censo "unificado y coordinado a nivel estatal", y se dió un plazo de unos cuatro meses para contar con un primer mapa de militantes. De este modo, ese primer esbozo debía estar listo para mediados de junio, aunque la inscripción se mantiene siempre abierta.

Cifra «muy satisfactoria»

El partido se marcó entonces el objetivo de llegar en 2020 a los 100.000 militantes y a 1.000.000 de inscritos. En los primeros meses desde que abrieran el registro han conseguido alcanzar los 13.458 militantes, una cifra que queda lejos de esa meta pero que la Secretaría de Organización considera "muy satisfactoria", según las fuentes consultadas.

Estas fuentes argumentan que muchos territorios han tenido que afrontar durante los últimos meses procesos de renovación de sus órganos de dirección y no se han podido volcar en la captación de militantes. Por ello, aseguran que esta primera cifra les ha sorprendido gratamente porque ha superado sus expectativas iniciales.

Para dar difusión al proceso, el área que dirige Echenique decidió lanzar a principios de junio la campaña 'Tú construyes Podemos'. "La buena salud de este proyecto pasa por conocer la implicación de nuestras bases. Sólo así seremos más fuertes y sabremos cómo organizarnos en cada lugar para afrontar el reto de las próximas elecciones municipales", aseguraba la formación morada en el video que elaboraron para la campaña, recogido por Europa Press.

Contabilizar los posibles candidatos

El proceso de inscripción en el censo de militantes consiste en un formulario en el que los interesados deben facilitar datos personales y responder a diferentes preguntas, como por ejemplo, si se plantean formar parte de las listas para los órganos de dirección o en listas electorales, tanto municipales como de otros niveles.

Los militantes también deben especificar qué implicación tienen en Podemos: militancia en un círculo o coordinadora territorial o en un círculo temático; si es cargo orgánico, cargo público o trabajador contratado; voluntario o apoderado, entre otras formas de implicación. Otra de las informaciones incluidas, aunque es opcional aportarla, es la formación y experiencia profesional así como la formación y experiencia "política o activista".

Tras recabar esta primera cifra, las direcciones autonómicas del partido se encargan ahora de verificar y analizar los datos del registro para confirmar que se trata de militantes activos de Podemos y para sacar las conclusiones que les permitirán saber cómo y dónde participan sus militantes.

Eso sí, en el reglamento que el partido elaboró para regular este proceso, Podemos hace hincapié en que este censo de militantes no pretende establecer "clases" dentro de Podemos sino que es una manera de conocer mejor sus "capacidades".

Así, insisten en que ser un militante censado "no confiere ningún derecho político adicional" y "no será requisito adicional de participación en ningún ámbito: "Todo lo que un militante tiene derecho a hacer, un inscrito también", puntualizaba Podemos en aquel documento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos