El vídeo del robo de cremas de Cifuentes debería haber sido destruido un mes después por ley

Cifuentes, tras presuntamente robar dos cremas en un supermercado. / Captura de vídeo: Okdiario

Sólo el personal de seguridad del centro tuvo acceso a esas imágenes: la Policía nunca tuvo en su poder la grabación | El acta de identificación de Cifuentes en el hipermercado ha desaparecido de los archivos de comisaría

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

La Policía Nacional nunca ha tenido en su poder el vídeo sobre el hurto de Cristina Cifuentes en el hipermercado. No tiene esas imágenes porque no requirió ni la grabación hecha pública este miércoles ni otras imágenes del interior de la zona de compra. Y no lo hizo porque no hubo denuncia porque al final la expresidenta de la Comunidad de Madrid se avino a abonar las cremas, según han revelado fuentes policiales.

En todo caso, solo los responsables de seguridad del centro habrían tenido acceso a estas imágenes, que deberían haber sido destruidas un mes después al no haber sido requeridas en una investigación, tal y como marca la Ley de Protección de Datos. La conversación de esta grabación sería una infracción a esta legislación. Quién hizo la copia de esa grabación y a quién terminó entregándosela sigue siendo una incógnita, pero desde luego no tiene ninguna relación con el Cuerpo Nacional de Policía.

Pero hay más puntos turbios en este caso. Los agentes de la Comisaría de Puente de Vallecas que acudieron el 4 de mayo de 2011 al hipermercado tras la retención de Cristina Cifuentes por el hurto de dos cremas estaban obligados por ley a redactar la denominada 'minuta', un pequeño atestado describiendo su actuación tras ser requeridos por el 'super'. Sin embargo, según confirman todas las fuentes consultadas, esa acta (en el que tendría que venir reflejada la filiación de la persona retenida) no se conserva en los archivos policiales. O bien porque no se redactó o bien porque alguien se ocupó de que desapareciera.

Según detallan estas mismas fuentes, no hubo denuncia porque Cifuentes abonó los poco más de 40 euros de las cremas y Eroski dio por zanjado ahí el asunto, como suele ser habitual en estos casos de hurto.

Y más piezas que no encajan. La expresidenta, en la comparecencia en la que ha anunciado su dimisión, ha asegurado que todo fue un accidente y que, básicamente, se despistó al meter las cremas en su bolso, porque su intención era abonarla. Sin embargo, las fuentes policiales dan otra versión. Cifuentes, cuando fue sorprendida, adujo que las cremas eran suyas y que las había adquirido en otro negocio. Es por ello que en el vídeo se ve cómo un empleado recoge las cremas para comprobar por el código de barras que pertenecían al stock de ese hipermercado de Eroski. Cifuentes, según el guardia de seguridad que la interceptó, se negó en un principio a abonar la mercancía y fue por ello que el hiper llamó a la policía.

La ya expresidenta ha alegado que ya denunció hace dos años el intento de extorsión por este vídeo. Sin embargo, hasta ahora, no constan que esa denuncia se oficializara ante la Policía y la Fiscalía. Tampoco que se instruyeran diligencias en un juzgado.

Eroski dice, sorprendida, que las imágenes seguridad se destruyen al poco tiempo

Eroski ha mostrado su sorpresa por la difusión hoy del vídeo de 2011 relacionado con un presunto hurto atribuido a la presidenta madrileña Cristina Cifuentes, en uno de sus antiguos hipermercados, y ha indicado que las grabaciones del sistema de videovigilancia se destruyen automáticamente en un plazo menor de 30 días.

El grupo vasco de distribución ha emitido un comunicado después de que el diario digital 'Okdiario' haya publicado un vídeo de una cámara de seguridad de un supermercado próximo a la Asamblea de Madrid en el que se ve a Cifuentes mostrando sus pertenencias a un vigilante tras, supuestamente, haber sido descubierta robando dos botes de crema.

Con anterioridad, fuentes de Eroski habían señalado a Efe que la empresa no dispone de documentación alguna sobre el incidente, ya que el supermercado en el que Cristina Cifuentes fue sorprendida en mayo de 2011 supuestamente hurtando dos cremas cosméticas fue traspasado a otro operador en octubre de ese mismo año.

Asimismo, han asegurado que Eroski siempre ha cumplido estrictamente el protocolo legal por el que ese tipo de imágenes de seguridad deben destruirse al poco tiempo de su grabación.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos