La Policía Nacional desarticula la banda de trata de blancas más importante de la Unión Europea

R. C.

madrid. Una investigación de un equipo formado por la Policía Nacional y las fuerzas de seguridad rumanas permitió desarticular la que se considerada la organización criminal más importante dedicada a la trata de seres humanos con fines de explotación sexual, que operaba en España y otros países de la Unión Europea.

La operación se llevó a cabo de forma simultánea en varias ciudades españolas y rumanas. Durante el dispositivo, se detuvo a 11 personas -3 en Madrid, 2 en Marbella, 2 en Oviedo y 4 en Rumanía-. Además, se liberó a 13 víctimas de esta red, que extendía sus actividades criminales a otros países como Alemania, República Checa y Países Bajos.

La investigación apunta como presunto responsable de la organización a un hombre apodado 'Becu', quien comenzó su carrera delictiva en el 2000 en Rumanía. Posteriormente, cuando este país se adhirió a la Unión Europea, aprovechó la oportunidad para desplazarse con facilidad por el territorio europeo e inició la captación de mujeres en diversas localidades rumanas, a las que posteriormente trasladó a la República Checa para ejercer la prostitución. De este modo desbancó a otros grupos rivales de proxenetas. Años más tarde se trasladó a España y comenzó a participar en la actividades de la importante organización criminal dirigida por el conocido como 'Cabeza de cerdo', líder durante años de esta red -y actualmente en prisión- que empleaba extrema violencia y se dedicaba principalmente al control de la prostitución en Madrid. Tras la detención de 'Cabeza de cerdo', Dorel -su entonces mano derecha- heredó toda la estructura criminal y se sofisticó con nuevos métodos delictivos, obteniendo la mayoría de sus ingresos coaccionado a las mujeres que ejercían la prostitución en el Polígono Marconi en Madrid para que le pagaran una tasa semanal por ocupar la vía pública.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos