El PP pide «perdón» y dice que la confesión de Costa es «una desgracia»

R. G. MADRID.

«Es una desgracia y pido perdón a la gente de buena fe que ha votado al PP». Un contrito portavoz de los populares en el Congreso reconocía ayer que tras conocer la confesión del ex secretario general de su partido en la Comunidad Valenciana tenía que modificar la versión que ha mantenido durante años sobre la financiación de su partido en ese territorio. Algo, confesó, que le ha dejado «perplejo».

Rafael Hernando dijo sentir «enorme vergüenza» por las palabras de Ricardo Costa, que acusó al entonces presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, de pagar campañas electorales con «dinero negro». Pero se rehizo y recuperó el discurso que articuló el PP desde el estallido del 'caso Gürtel' hace nueve años para sostener que «casos excepcionales» dentro de una organización con centenares de miles de afiliados. «Mi partido -subrayó- no es el señor Costa».

Aseguró que dentro del PP «todo el mundo en general ha cumplido las reglas» porque son un colectivo de gente «honrada y honesta». Momento en que recurrió a poner el ejemplo de dirigentes ejemplares que han perdido la vida, como Gregorio Ordóñez, concejal popular en San Sebastián asesinado por ETA hace 23 años.

Hernando puso en valor también que la declaración de Costa dejó claro que no hubo instrucciones desde la dirección nacional del PP para establecer la financiación electoral con dinero opaco como una norma de funcionamiento. Es más, añadió, se recordó a la dirección del partido en la Comunidad Valenciana que algunas prácticas estaban prohibidas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos