«Persistid, porque yo persistiré. Os quiero»

El exvicepresidente catalán pide al independentismo que convierta «la rabia en amor»

A. A.

madrid. Oriol Junqueras valoró la decisión del Supremo a través de Twitter , el método que usa para mantenerse en contacto con el exterior desde que el pasado 2 de noviembre ingresara en la prisión de Estremera por orden de la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela. El exvicepresidente de la Generalitat mezcló en sus mensajes un tono combativo con otro de fraternidad, una combinación entre su fervor independentista y su reconocida fe religiosa. «En estos días que vendrán, manteneos fuertes y unidos. Transformad la indignación en coraje y perseverancia. La rabia en amor. Pensad siempre en los otros. En lo que tenemos que rehacer. Persistid porque yo persistiré. Gracias por todo vuestro apoyo. Os quiero», afirmó Junqueras en la red social.

Fuera de la cárcel, el portavoz del presidente de Esquerra fue su abogado. Andreu Van den Eynde acusó a la Sala de Apelaciones del Supremo de mostrar en su auto «una realidad alternativa», al dar por sentado que Junqueras es una persona violenta o que instiga a otros a ejercerla. Una visión que no tendría nada que ver con la forma en que se autodefinió el dirigente independentista durante su declaración ante la Sala de Apelaciones: «Un hombre de paz con convicciones religiosas».

El letrado, que el pasado jueves alegó ante el tribunal la ausencia del riesgo de «reiteración delictiva» o que nunca se cometió delito de «rebelión», afirmó ayer que al exvicepresidente se le condena de antemano y se preguntó si la decisión de su permanencia en prisión no estaría ya tomada antes de celebrarse la vista. «Es como si hablásemos en dos idiomas distintos, nos citan para hablar y no nos escuchan, y de aquí nuestra decepción, pero seguiremos adelante, recurriremos esto y lo llevaremos ante otras instancias», afirmó el abogado defensor, para concluir que «la presunción de inocencia cotiza a la baja».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos