Peligra el pago a tiempo de cerca de 200.000 nóminas de empleados públicos

Hacienda dice que no podrá abonarlas si la Generalitat no le pasa el listado y avisa de que la banca no ejecutará pagos ordenados por el Govern

A. ESTRADA

madrid. Cerca de 200.000 funcionarios y empleados públicos de la Generalitat de Cataluña aguardan expectantes el pago de su nómina de este mes. Dentro de una semana -el 26, 27 y 28 de septiembre- deberían empezar a recibir en sus cuentas bancarias el ingreso del sueldo y a día de hoy no es seguro que se vaya a realizar a tiempo. De ello depende que puedan pagar la hipoteca, la factura de la luz, la compra en el supermercado y otros muchos gastos cotidianos.

El Gobierno central aprobó el viernes asumir el control de los gastos esenciales de Cataluña, tras la negativa de la Generalitat a seguir enviando un informe semanal a Hacienda para comprobar que no desviaba dinero público para el referéndum. En consecuencia, Hacienda dejará de enviar a Cataluña los 1.400 millones de euros mensuales de financiación y abonará automáticamente los sueldos y salarios de los empleados públicos, la sanidad, la educación y los servicios sociales. Pero para ello necesita que la Generalitat le entregue el listado con los nombres de a quienes hay que pagar y cuánto. Y aquí se incluyen desde las nóminas hasta las ayudas a la dependencia pasando por las becas y otras subvenciones.

La Generalitat asegura que va a seguir gestionando sus cuentas porque entiende que al admitir los tribunales su recurso contra la orden de Hacienda ésta queda suspendida -algo que ha desmentido el Tribunal Supremo-. El pulso entre Junqueras y Montoro ha pillado en medio a las entidades financieras. Desde Hacienda aseguran que la Generalitat no podría pagar las nóminas aunque tuviera dinero porque los bancos están avisados de que no pueden ejecutar esas órdenes del Gobierno catalán. A su vez, el Govern comunicará por «vía administrativa y notarial» a las entidades financieras que deben continuar relacionándose con «normalidad» con la Generalitat. Junqueras afirma que pagarán los sueldos: «Por nuestra parte, seguro que recibirán la nómina, con toda la normalidad». Sin embargo, fuentes oficiales del Gobierno central insisten en que la Generalitat «ya no maneja el dinero» y que si no se pagan las nóminas a tiempo «será culpa» del Ejecutivo catalán por no facilitar el listado. Descartan que se puedan repetir los pagos del mes pasado porque hay cambios de un mes a otro; por ejemplo, las guardias de los médicos o los contratos temporales. En todo caso, hay tiempo hasta este viernes -según Hacienda- para recibir la información.

La orden de cierre presupuestario publicada el sábado en el BOE supone que en gastos de servicios no esenciales sólo se abonarán los pagos ya comprometidos antes de la entrada en vigor de la orden. No se admitirán gastos nuevos -igual que ocurrió en el cierre presupuestario ministerial aprobado en 2015 para reducir el déficit-. Por esa razón quedan bloqueadas todas las tarjetas de crédito o débito de la Generalitat, porque cualquier pago que se hiciera con ellas supondría un gasto nuevo. En cuanto a los pagos comprometidos con anterioridad tendrán que llevar un certificado de la Intervención para ser abonados.

Esta anómala posición, en la que el Ministerio de Hacienda administra el dinero de Cataluña (la competencia de gasto sigue en la comunidad), «mientras se mantenga la actual situación».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos