«Hemos dormido en el coche y llevamos unas diez horas sin agua»

Imagen tomada por Ignacio Luque en la AP-6./Twitter
Imagen tomada por Ignacio Luque en la AP-6. / Twitter

Una familia malagueña relata su experiencia en la AP-6, donde se quedaron bloqueados a las diez de la noche de este domingo a causa de la nieve

Raquel Merino
RAQUEL MERINOMálaga

Venían de pasar Año Nuevo y el día de Reyes con la familia de su mujer en Santiago de Compostela. La idea era hacer noche en Madrid para continuar el trayecto hasta Málaga. Pero el viaje se les complicó. El malagueño Ignacio Luque se quedó bloqueado junto a su esposa, sus tres hijas, de 8, 9 y 11 años, y su sobrina a las diez de la noche de ayer en el kilómetro 78 de la AP-6 y hasta las 12.30 horas aproximadamente de esta mañana no han podido reanudar la marcha.

«Hemos tenido que pasar la noche en el coche. Menos mal que la temperatura no era demasiado baja, -1ºC más o menos- y llevaba el tanque de combustible lleno con lo cual hemos podido mantener el coche en marcha con la calefacción puesta», relata Ignacio Luque.

Pero, sin duda, lo que peor han llevado es la falta de información. «En la web de la DGT no ponía nada de que la AP-6 estuviera cortada y en los paneles informativos de la autovía solo apuntaban a la necesidad de cadenas en la A-6». Este malagueño, al que la nieve le ha sorprendido en la AP-6 como a un millar de turismos más, apunta a que incluso unos conocidos suyos pararon anoche en una estación de servicio a unos dos kilómetros de donde se ha producido el caos de tráfico y «la Guardia Civil les dijo que podían seguir sin problema».

«Ayer no aparecieron por aquí ni la Guardia Civil, ni los servicios de grúa, ni los quitanieve», asegura indignado Ignacio Luque, quien intentó contactar sin éxito con el 112. «Cuando nos quedamos bloqueados no había tanta nieve, unos tres centímetros, con lo que hubiera sido más fácil actuar. Después, alcanzaba un metro de altura».

No ha sido hasta esta mañana, con la llegada de la Unidad Militar de Emergencias (UME) cuando han visto como una de las noches más largas de sus vidas tocaba a su fin. «Llevamos unas diez horas sin agua», asegura. «Ha sido necesaria la interveción de los militares para que esto se solucione. La UME ha liberado la carretera, lo que nos ha permitido empezar a movernos de nuevo», manifiesta algo más aliviado.

Ahora les espera un largo recorrido hasta Málaga, aunque antes pararán en Madrid para intentar calmar los nervios y por fin descansar cómodamente.

Noticia relacionada

Temas

Madrid

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos