Los partidos de la oposición buscan alianzas para dar la vuelta a la 'ley mordaza'

Ricardo Sixto y Mayoral tras explicar ayer las enmiendas de Podemos a la 'ley mordaza'. :: zipi / efe/
Ricardo Sixto y Mayoral tras explicar ayer las enmiendas de Podemos a la 'ley mordaza'. :: zipi / efe

Presentan más de 300 enmiendas en las que proponen desde suprimir las pelotas de goma hasta la prohibición de desnudar en los cacheos

MARÍA EUGENIA ALONSO MADRID.

Tras un año varada, la reforma de la llamada 'ley mordaza', la más contestada y emblemática de la etapa de la mayoría absoluta del PP, comienza a andar. La decisión de Ciudadanos de abandonar a los populares a su suerte y levantar su veto en la Mesa del Congreso a esta norma obligó ayer al resto de las fuerzas a presentar sus enmiendas a las dos iniciativas de PSOE y PNV para derogar, según los socialistas, y reformar, según los nacionalistas, la Ley de Seguridad Ciudadana.

La oposición se sentará ahora para negociar y buscar alianzas en la tramitación parlamentaria de sendas propuestas con el objetivo de rebajar su contenido. Entre otros aspectos plantean reducir tanto las infracciones castigadas como la cuantía de las mismas, eliminando sanciones por manifestarse ante la Cámara baja en concentraciones no autorizadas o cacheos policiales en la vía pública. Para la portavoz socialista, Margarita Robles, «hay que incidir en la prevención de los delitos y no refugiarse en cortinas de humo de endurecimiento del Código Penal para desviar la atención de los pocos recursos que el PP destina a las fuerzas de seguridad».

Aunque el PSOE quiere derogar la norma vigente está dispuesto a consensuar una fórmula intermedia con el PNV, que pide cambios para blindar la libertad de expresión y manifestación sin tumbar por completo la ley. Una idea que satisface a los nacionalistas vascos, que contemplan fusionar las dos ponencias en una para que haya un único trámite.

El PNV ha planteado solo una enmienda para proponer que se expulse a los extranjeros que pongan en riesgo las infraestructuras básicas e interfieran gravemente en su funcionamiento. Unidos Podemos ha introducido 120 enmiendas a los textos de socialistas y nacionalistas vascos con la voluntad de «echar abajo» la 'ley mordaza'. Plantean eliminar las devoluciones en caliente de inmigrantes, prohibir el uso de pelotas de goma, obligar a anunciar por megafonía las cargas policiales, y que los pasaportes sean plurilingües en las comunidades con dos lenguas oficiales, entre otras cosas.

Ciudadanos ha registrado 114 propuestas de modificación que se centran en la ocupación ilegal, los registros corporales y el maltrato animal. Además, los liberales han propuesto reforzar las garantías de los ciudadanos en casos de registros corporales y prohibir la desnudez en este tipo de práctica. Cerca de 80 enmiendas ha presentado Bildu, que busca con ellas poner el acento en la garantía de los derechos y libertades y no «en la limitación extrema de ellos», mientras que Esquerra Republicana ha registrado 22 cambios, y el PDeCAT, nueve, centrados en su mayoría en la actuación de las fuerzas de seguridad, como permitir las grabaciones a los agentes para evitar abusos policiales.

Mantener la norma intacta

El partido de Mariano Rajoy maniobró desde ayer mismo para mantener intacta la ley de Seguridad Ciudadana, aunque dijo estar «abierto» a introducir «cambios razonables» pese a que la norma se esté ejecutando de manera «eficaz». Los populares defienden que la oposición lo único que busca es «desgastar» al Gobierno y arremetió contra los de Albert Rivera por estar en concordancia con el PNV, después de criticar los acercamientos de los nacionalistas al PP.

El repentino cambio de Ciudadanos fue recibido por los populares como una nueva puñalada de su socio de investidura, que también ha dejado en suspenso las negociaciones presupuestarias y miran a las elecciones municipales y autonómicas de 2019. «No entendemos su deriva populista, cambiando de postura cada dos por tres. Algunos van a acabar derogándose a sí mismo en este afán», ironizó el diputado conservador, Carlos Rojas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos