PP y C's paralizan la comisión territorial

Las dos formaciones postergan los trabajos de la apuesta estrella del PSOE hasta después del 21-D

P. DE LAS HERAS

madrid. El PSOE va de disgusto en disgusto con la comisión territorial, su apuesta estrella para hacer frente a la crisis catalana. Los portavoces de los partidos que no se han descolgado de la iniciativa celebraron ayer un primer encuentro con José Enrique Serrano, el presidente del recién creado órgano parlamentario, con el objeto de organizar los trabajos y fijar las primeras comparecencias. La cita no pudo resultar más infructuosa para los socialistas, que se toparon con el rechazo de PP y Ciudadanos a empezar los debates antes del 21-D.

El principal partido de la oposición quería que el próximo día 4 se celebrara ya una sesión con los padres vivos de la Constitución, José Pedro Pérez-Llorca, Miquel Roca y Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, para lanzar un mensaje de «unidad y consenso» a dos días del aniversario de la Carta Magna, según argumentó la representante socialista, Adriana Lastra. Nadie se opuso a esas comparecencias, pero los populares argumentaron que antes de fijar reuniones de trabajo habría que tener claro cuál es el plan global, de qué se va a discutir y cómo. Ahora los grupos tienen hasta el 7 de diciembre para presentar sus propuestas y el 13 habrá una nuevo encuentro para establecer la agenda. Pero el portavoz popular, José Antonio Bermúdez de Castro, ya fijó posición. «Espero que podamos llegar a un acuerdo porque no será lo más conveniente que los trabajos se inicien en plena campaña».

Lastra hizo patente su «perplejidad». «Toda España está pidiendo que demos respuesta a la crisis territorial», protestó a la salida del encuentro. No es el primer revés que sufre el PSOE desde que Pedro Sánchez arrancó a Mariano Rajoy la promesa de crear esta comisión. Ni Podemos ni los partidos independentistas ni los nacionalistas vascos han querido sentarse a hablar en ella. Y para remate, la semana pasada, los populares advirtieron de que su intención no es abordar una reforma de la Constitución, el objetivo último de los socialistas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos