Los pájaros carpinteros dejan sin teléfono ni Internet varios pueblos de Guadalajara

Un pájaro carpintero, encaramado a un árbol./
Un pájaro carpintero, encaramado a un árbol.

Los picapinos se ceban con los cables de los postes telefónicos dejando sin internet ni telefonía fija a cerca de 400 habitantes

J. V. MUÑOZ-LACUNAToledo

El pico picapinos (Dendrocopos major) es el pájaro carpintero que más rápidamente tamborilea para marcar territorio y captar la atención de las hembras. Dotado de un poderoso pico, tiene una enorme capacidad para taladrar las maderas más resistentes... y también para destrozar el cableado telefónico. Bien lo saben los cerca de 400 habitantes de los pequeños pueblos guadalajareños de Campillo de Dueñas, Cubillejo de la Sierra, La Yunta y Cubillejo del Sitio, fronterizos con la provincia de Teruel.

Recientemente y, comienza a ser habitual, se quedan sin conexión de telefonía fija e internet. La explicación que ofrece Telefónica es que todo se debe a los picapinos, que atacan violentamente los postes de los cables destrozando tanto la madera como el cableado.

"Sin teléfono no podemos comunicarnos con nuestros padres, que tienen edad, y sin internet mucha gente que se había instalado aquí para trabajar ha tenido que marcharse", se lamenta el alcalde de Cubillejo de la Sierra, Luis Miguel López, que también se queja de la escasa cobertura que a veces ofrece la telefonía móvil en esta zona de la comarca del Señorío de Aragón y de las escasas inversiones que realizan las compañías telefónicas "porque aquí vivimos poca gente y no les resulta rentable".

Mientras Telefónica busca una solución a los ataques de los picapinos, los vecinos de esta zona de Guadalajara confían en que estas aves cambien algún día sus costumbres y éstas sean tan variadas como su alimentación: desde insectos hasta frutos y huevos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos