10 euros por asistir a una rueda de prensa del Gobierno catalán

Joaquim Forn y Josep Lluís Trapero, en rueda de prensa. / Archivo

«Esto es como en un mundial de fútbol», se comenta en el seno de la Generalitat tras haber externalizado las comparecencias ante la prensa en favor de Mediapro

CRISTIAN REINOBarcelona

La asistencia a una rueda de prensa de la Generalitat sobre el referéndum del domingo tiene un coste de 10 euros. Por primera vez, el Gobierno catalán cobra por acudir a una rueda de prensa oficial, en la que va a dar los detalles del operativo de la consulta del domingo, a 48 horas de la celebración de la votación.

Las quejas en la entrada por parte de una sección de la prensa han sido esta mañana patentes. "Esto es como en un mundial de fútbol", ha asegurado una de las personas del equipo de comunicación responsable de la rueda de prensa.

A pesar de que la Generalitat insiste en que es responsable de toda la organización del referéndum, en este caso ha externalizado la gestión de las relaciones con los medios de comunicación a la empresa Mediapro, de Jaume Roures, que ha montado un centro internacional de prensa en su sede de Barcelona, en el edificio Imagina.

Mediapro cobra 10 euros a cada medio que utilice las instalaciones para cubrir el referéndum y por la misma regla de tres esta mañana cada medio que ha asistido a la rueda de prensa que han ofrecido Oriol Junqueras, Jordi Turull y Raül Romeva ha tenido que abonar 10 euros. Es lo que ocurrirá el domingo, cuando Carles Puigdemont comparezca para dar cuenta de los resultados de la jornada electoral.

El Colegio de Periodistas lo rechaza

El Colegio de Periodistas de Cataluña ha rechazado que el Govern haga pagar por cubrir estas ruedas de prensa. A través de Twitter, se ha pedido una rectificación tras haberse instalado en Barcelona el 'Internacional Press and Broadcasting Center Mediapro', un centro de prensa donde instituciones, partidos y entidades pueden valorar el referéndum.

A preguntas de los medios en la primera comparecencia en el IPBC, el conseller de Presidencia, Jordi Turull, ha defendido que fue una iniciativa privada que el Govern aceptó ante la gran interés mediático, en busca de "más comodidad" que si se hubiera hecho en el Palau de la Generalitat.

El conseller ha asegurado que el Govern no recibe ni "un duro" de los diez euros que debe pagar cada periodista por la entrada de cada día, y lo ha justificado también en base a las medidas del Estado para impedir el referéndum.

Fotos

Vídeos