Ovación cerrada y aplausos en su vuelta al trabajo

Cerca de 400 personas recibieron ayer con aplausos a Trapero. :: r. c./
Cerca de 400 personas recibieron ayer con aplausos a Trapero. :: r. c.

R. C.

BARCELONA. Un día después de declarar como investigado por sedición ante la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, que acordó para él libertad con medidas cautelares, el mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, fue ovacionado durante cuatro minutos seguidos por unos 400 mandos, agentes y trabajadores del complejo central Egara al regresar a su puesto de trabajo.

«Siempre hemos trabajado con lealtad. Lealtad al Govern y lealtad a la autoridad judicial. Digan lo que digan es lo que hemos hecho siempre y es lo que continuaremos haciendo», remarcó Josep Lluís Trapero. Y reconoció que todos estaban viviendo unos momentos «duros y desagradables». Pero que lo mejor que podían hacer era «seguir trabajando con la misma dignidad» que hasta ahora.

Abrumado por el gesto de sus subordinados, Trapero dirigió un breve e improvisado discurso, que el gabinete de comunicación de la Policía autonómica divulgó a través de las redes sociales. El vídeo, editado y realizado con varias cámaras, va acompañado del mensaje en catalán «Así hemos recibido al mayor Trapero. Somos aquello que queremos ser».

Fotos

Vídeos