Toda la oposición exige a Cifuentes que presente sus pruebas mañana

Dos inspectores de Burgos y Murcia supervisarán la investigación de la Universidad Rey Juan Carlos sobre el máster

M. E. ALONSO MADRID.

La Semana Santa no ha relajado la presión sobre Cristina Cifuentes. A menos de 24 horas de que la presidenta madrileña tenga que comparecer en la Asamblea de Madrid para dar explicaciones sobre cómo habría obtenido su máster en Derecho Autonómico, nadie en la oposición apuesta porque sea capaz de sostenerse en el Gobierno regional y los partidos preparan el terreno para una eventual moción de censura. «Tiene la obligación de dar explicaciones contundentes y si no lo hace la oposición está obligada a actuar de manera contundente para recuperar el buen nombre de las instituciones madrileñas», advirtió ayer el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

El líder socialista alimentó así el escenario de la moción de censura contra Cifuentes. Con cautela, sin querer adelantar acontecimientos antes de escucharla, Sánchez avisó a la dirigente del PP de que o bien sus explicaciones esclarecen las presuntas irregularidades en la obtención del título académico o bien su partido «actuará en consecuencia». Y lo hará independientemente de tener atados o no los apoyos de Podemos y de Ciudadanos para sacar adelante la iniciativa. «No miraremos ni a derecha ni a izquierda», insistió el líder socialista.

Una opción que piden «valorar muy bien» desde las filas moradas. Aunque creen que Cifuentes lo tiene cada vez más difícil para salir indemne de este revés, insisten en que lo primero, si no aclara la situación ante la Cámara autonómica, es «exigir su dimisión» y después «habrá que sentarse a hablar para ver las distintas posibilidades».

Las últimas informaciones que apuntan a que la entonces delegada del Gobierno en Madrid se matriculó en el máster de la Universidad Rey Juan Carlos fuera de plazo y con el primer trimestre ya terminado han llevado a Podemos a considerar que recurrió al «tráfico de influencias» para lograrlo. El secretario de Organización, Pablo Echenique, cree que Cifuentes tiene muy fácil desmentir todas las informaciones que apuntan a que se falsificaron sus notas si enseñase el trabajo de fin de máster «que todavía no hemos visto» y si contestase a «un buen número de preguntas que aún siguen abiertas».

El PSOE y Podemos se quedaron a un escaño de la mayoría absoluta en las últimas elecciones autonómicas de 2015. Desde entonces la formación de Albert Rivera ha apoyado a la presidenta madrileña en su investidura y para la aprobación de los presupuestos regionales, pero la posibilidad de que Cifuentes haya obtenido un trato de favor en su posgrado o que funcionarios y responsables académicos hayan podido falsificar las notas ha llevado al partido liberal a endurecer el tono.

«El asunto huele muy mal», reconoció ayer el propio Rivera. Por el momento, Ciudadanos no ha dicho la última palabra y quiere escuchar primero las explicaciones que dé la presidenta madrileña, quien tendrá que hacer frente mañana a un pleno en la Asamblea de Madrid donde tanto la oposición como su socio de gobierno se van a mostrar implacables.

Dos observadores externos

La Conferencia de Rectores (CRUE) ya tiene los nombres de los dos observadores externos que vigilarán la investigación interna de la Universidad Rey Juan Carlos sobre el controvertido máster de Cifuentes.

Los designados para esta tarea son José Ángel Contreras, director del Servicio de Inspección de la Universidad de Burgos y Carmen Ruiz, jefa del Área de Inspección de Servicios de la Universidad de Murcia. La investigación de la universidad madrileña se abrió el pasado 22 de marzo, un día después de que el rector y dos profesores avalaran que la obtención del título de posgrado de Cifuentes fue regular y adujeran como un «error de transcripción» la causa del cambio de notas dos años después de que terminara supuestamente las clases. Entre ellas, está la del trabajo de fin de máster, que, según la universidad y el acta entregada por Cifuentes, la presidenta defendió el 2 de julio de 2012, aunque haya eludido hasta ahora hacer pública la tesis.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos